Y colorín colorado este blog se ha acabado

•junio 5, 2016 • 11 comentarios

Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas. Apocalipsis 21:5 RV1960

Hola a quienes han seguido el blog por los últimos años, a quienes llegarán a él por primera vez, y a quienes lo visitarán por el contenido.

Luego de nueve años de vigencia del blog, he optado por terminarlo. Seguramente quedará en el ciber espacio y servirá de consulta, pero como todo en este mundo, tiene su final, y no es simplemente flojera de escribir con regularidad. Pero mas bien es la obsolescencia de su “raison d’être”.

Una de las razones de mi largo silencio de los últimos meses es que, si bien nunca fue mi intención el promover algún tipo de expectativa en particular, y si bien yo mismo me he considerado un “sologamista” (alguien que está bien siendo soltero), finalmente he hallado una hermosa mujer, hermana en la fe, con quien hemos enamorado por año y medio, y nos hemos casado hace poco. Por lo tanto, el motivo de ser del blog ya no está. Mi lucha interior con la AMS está en el pasado.

IMG_4851Al principio, el blog me sirvió de catarsis, y he visto un largo proceso. Cuando miro en retrospectiva, son casi diez años de un proceso, de una metamorfosis mental y espiritual, que ha dado lugar a algo nuevo, inesperado, bello y en el buen tiempo de Dios. Cuando era adolescente, los ancianos en la iglesia nos alentaron a orar por nuestras futuras esposas, y lo hice, hoy sé que Dios escuchó mi oración, y que oré por esta bella mujer que hoy es mi esposa amada.

Fueron muchos años de proceso en mi sanidad interior. Como escribí hace poco, ahora la AMS me ayuda mas bien a ver mi propio quebrantamiento, y es una herramienta para traer temas a la Cruz de Jesús. Si, es verdad que he tenido tentaciones y que mi mente sigue jugando malas pasada, pero también es cierto que estoy trayendo hasta mis pensamientos cautivos a la Cruz. Si experimento AMS, me sirve para ver si estoy con baja autoestima, o me comparo con otros, o en realidad necesito mas sentido de ser un hijo de Dios, o todo a la vez.

Es un proceso de aprender a confiar de nuevo, de aprender a valorar al “otro”, de descubrir la expresión de belleza y complementaridad de la mujer, es un proceso de morir a uno mismo, cosa de que el fruto sea a plenitud. Es aprender a tener intimidad y a caminar juntos, no que ya hayamos llegado a la meta, pero estamos en proceso.

Para ambos, si bien cada uno tiene un trasfondo y un pasado, esto no es una “segunda oportunidad” sino mas bien un nuevo comienzo. Dios es el que hace las cosas nuevas, y El es fiel para llevar a buen término las cosas que El comienza. Pensándolo bien, si hubiera sabido lo bueno que es el matrimonio, y si hubiera sobrellevado mis temores, no habría postergado tanto esto, y me hubiera casado hace mucho tiempo.

Las mujeres ya no son ese enemigo irracional ni de temer, sino mas bien ese “otro” que dan ganas de descubrir. Mi esposa es complementaria en tantos aspectos, me encanta escucharla hablar de su trabajo con niños, o contra el tráfico de seres humanos. Ella y yo somos un equipo ministerial, y hemos ya ministrado en la versión de discipulado y sanidad interior de la iglesia a la que asistimos. Mi esposa es la evidencia de lo verdaderamente femenino que es una bendición para mi masculinidad.

Y por ello, el blog se acaba. Estoy no solo en un nuevo capítulo, sino en un nuevo libro de mi vida, y por lo tanto, las cosas del libro anterior deben ser cerradas.

Algunas pensamientos que saco al azar a estas alturas:

Sobre mi identidad sexual: Muchos me dirán, ah, en realidad no eras gay y mas bien bi. Mi respuesta: ni lo uno ni lo otro. Fui 100% gay, ahora soy 100% la versión de masculinidad y hombría que Dios ha hecho en mi. Mi identidad reposa en lo que Dios dice de mi, no en lo que otros piensen u opinen de mi. Mi identidad no es definida ni determinada por mi sexualidad. Soy el mismo, pero viviendo nuevas cosas, viviendo que Dios hace todo nuevo, tal vez un adelanto de la vida de resurrección.

Sobre sexo premarital: fácil hubiera sido tenerlo y “probar” por si acaso, sobre todo con mi trasfondo, “para ver si funciona”. Fue una cuestión de fe en Jesucristo, optamos por no tener sexo antes del matrimonio y lanzarnos sin saber. Dios ha sido fiel con nosotros y hemos consumado satisfactoriamente el matrimonio en el sentido bíblico de la palabra!

Sobre esperanza: contrario a todas las estadísticas, a las enseñanzas del mundo secular, es posible llevar una relación de pareja estable con una mujer luego de haber vivido el mundillo gay. No solamente es algo de mecánica, sino de profundidades. Y si bien toma tiempo, llega en el kairos de Dios. Al lector le digo: sigue hermano, sigue hermana, que Dios es fiel, y en el momento mas adecuado vas a experimentar la irrupción del Reino de maneras sorprendentes. A los más jóvenes, les digo que tengan paciencia. En mi proceso, primero tuvieron que pasar 17 años para que pueda pedir ayuda sobre mi AMS, a ellos se sumaron los 12 años de sanidad interior, así que por casi 30 años de mi vida he esperado esta irrupción del Reino de Dios. En la sociedad de los hornos a microondas y del Internet esto parece aterrador, pero en la economía de Dios, ha valido la pena. Y mas aun, pienso que los recursos disponibles para los más jóvenes y los luchadores de cualquier edad son muchos más que los que habían hace doce o quince años.

Sobre AMS: la verdad es que como algunos la describen, AMS residual, es algo que probablemente estará ahí, como recordatorio de de dónde uno ha salido. Yo ya no estoy ahí… hace unos días en un viaje de negocios, se me presentó una oportunidad gracias a un involuntario contacto visual. Hace 15 años hubiera sido suficiente para actuar. Hoy, seguí mi camino, y me acordé de de dónde había salido. Pero ya no reaccioné como antes. Y le pregunté a Dios qué me pasaba… Entendí en mi espíritu que estaba cerrando temas inclusive conmigo mismo.

Sobre masturbación y/o porno: Igual que la anterior… ya no estoy donde estaba. No necesito de m o porno para manejar mis emociones. Los filtros en su lugar, y las condiciones ya no están para facilitar ciclos. Ahora no necesito de esas adicciones para enfrentar las circunstancias de la vida y los sentimientos que conllevan. Tengo un sistema de rendición de cuentas regular con un amigo de la misma edad, y nos ayudamos mútuamente.

Sobre sexo en el matrimonio: Como otros que me precedieron, puedo decir, no hay punto de comparación entre lo que viví en experiencias homosexuales, y lo que vivo hoy con mi esposa. Es como comparar frutas tropicales con automóviles. Es algo mucho mas profundo, mas real. Y si bien el sexo es sexo mecánicamente hablando, lo que sucede entre esposo y esposa es una intimidad incomparable, una unión casi mística que solamente puede reflejar la intimidad al seno de la Trinidad.

A los lectores: MUCHAS GRACIAS POR VISITAR EL BLOG! y siempre sigo disponible para consultas via el email de miluchainteriorarrobagmailpuntocom y sigo dando espacio para consultas via Skype. A quienes hemos creado amistades y contactos con significado a lo largo de los años, muchas gracias y espero escuchar sus novedades.

Dios les bendiga ricamente!

 

Cuando falla la hermenéutica

•abril 15, 2016 • 2 comentarios

La otra noche, la líder del grupo de red (o como se llame la reunión semanal en las casas), al compartir su “sentir” sobre Lucas 10, y en particular en el pasaje v10-15 comentaba que según ella, aludir a Sodoma y Gomorra en este contexto, es simplemente clarificar que cuando en la Biblia se habla del pecado de ambas ciudades, se trata de falta de hospitalidad! Y la buena chica repitió sin ton ni son de hermenéutica la retórica o la hermenéutica pro-gay.

Obviamente, tuve que dar una lección improvisada de interpretación bíblica, y recordarle que la aplicación de hermenéutica bíblica que usamos en la iglesia a la que asistimos, va por primero leer el texto, identificar lo que dice en el contexto del pasaje, en el contexto histórico, inclusive entender lo que significaba para el lector original, y luego interpretar para aplicar en el presente.

Buena gente, con buenas intenciones, con la mentalidad del Europeo que quiere “amar a todos”, pero al hacerlo, acaban errando por ignorar las escrituras y despojar a la gente de esperanza. Qué es lo que necesita el quebrantado sexual? amor, esperanza y verdad o mas bien afecto, flexibilidad y mentiras? Me da mas bien pena por las generaciones que vienen por detrás…

Christopher Yuan: Salida de un país lejano

•octubre 16, 2015 • 1 comentario

7 argumentos no-religiosos sobre el tema del matrimonio gay

•octubre 12, 2015 • Dejar un comentario

Ravi Zacharias en el tema de la homosexualidad

•septiembre 3, 2015 • Dejar un comentario

Tango Cambalache

•septiembre 3, 2015 • 6 comentarios

IMG_1633Cuando comencé el blog en 2007, lo hice como catarsis para mi mismo, y sin pensar en que otros iban a leerlo. Alguna vez ya escribí que para mi es más fácil entenderme a mi mismo si lo escribo y lo que leo es lo que siento o vivo. En los primeros post fui bien claro, mi intención fue y será el proseguir a la meta, pese a que la meta parezca lejana. Justamente revisando el inicio del blog, me di cuenta de que ya entonces era desalentador escuchar o leer las historias de cristianos que se volvieron atrás y abandonaron la fe, para unirse a un híbrido religioso que les permite creer que su camino es recto en su propia opinión. Y de ahí me vino a la memoria el tango Cambalache… Todo es igual, todo sigue siendo lo mismo en el mundo, ya sea en el siglo I o en el 2015. “¡Hoy resulta que es lo mismo ser derecho que traidor!”

Proverbios 12:15 (RVR1960) “El camino del necio es derecho en su opinión; Mas el que obedece al consejo es sabio.”
Proverbios 14:12 (RVR1960) “Hay camino que al hombre le parece derecho; Pero su fin es camino de muerte.”
Proverbios 21:2 (RVR1960)“Todo camino del hombre es recto en su propia opinión; Pero Jehová pesa los corazones.”

Ya siglos antes de la venida del Mesías, era obvio que es necedad considerar el propio camino derecho… Una necedad del corazón que quiere seguir con sus gustitos y no rendirse por completo a Dios. Nada ha cambiado tampoco desde el 2007 cuando el blog comenzó. Cada vez se suman mas personas al movimiento pro-gay, cristianos que se vuelven activistas de igualdad por el bienestar de la igualdad en si, sin siquiera conocer la realidad pastoral que viven las personas con AMS. O también, hay muchos que cansados de luchar, optan por tomar una salida conveniente, y lanzarse en pos una nueva fe, la del cristiano-homosexual (como lo hizo Vicky Beeching y reporté en 2014).

Una de las cosas que más me llamó la atención en el pasado, es que los “testimonios” de la gente que deja el cristianismo para abrazar la vida gay van más o menos siempre acorde con las siguientes líneas: “Viví sofocado/a en un ambiente cristiano homofóbico, traté de cambiar y volverme hétero, y como no funcionó, ahora me acepto como soy, y abrazo mi homosexualidad, y espero/exijo de los demás que me acepten así”. Interesante que estos testimonios son siempre centrados en la persona, en sus derechos, en sus pulsiones y deseos, pero muy pocas veces esos testimonios se centran en un encuentro con Cristo. Muchos/as ponen que finalmente han descubierto un Dios que los ama y les permiten seguir en sus caminos que les parecen derechos. Pero el encuentro con Cristo siempre trae cambio, nunca te deja igual… Recién escuchaba un sermón, y el hermano, haciendo buena hermenéutica de Romanos 1 y 2 decía que el peor castigo que Dios nos puede dar, es dejarnos a nuestro libre albedrío y dejarnos hacer todo lo que nos apetece. Cuán cierto. Pues al final, ese camino de hacer lo que nos da la gana, acaba destruyéndonos. Martin Lutero describió el pecado como “homo incurvatos in se” (el ser humano encorvado en si mismo), que no nos deja “alzaré mis ojos a los montes de dónde vendrá mi salvación” (Salmo 121.1). Toda esta parafernalia nos vuelca hacia nosotros mismos, y nos hace perder la perspectiva de la cruz y del Reino de Dios que trae restauración.

Pienso en el chico quien, dejando la fe, se ha unido a una iglesia pro-gay, donde su relación de triángulo amoroso con otros dos hombres (casados entre ellos dos) es validada y aprobada y aplaudida, y su identidad se basa en su orientación sexual. Ahora vive “feliz” en medio del desenfreno en el que su estilo de vida alternativo le permite. Obviamente, una vez que uno se sale del contexto seguro de la fe, los límites comienzan a desaparecer, y cualquier cosa se vuelve “aceptable”. Todo es “recto en su propia opinión”. No hay nada nuevo bajo el sol … El autor del tango Cambalache se hubiera quedado boquiabierto al ver los desmadres a los que hemos llegado, ochenta años mas tarde.

También pienso en que para muchos ha sido frustrante el comenzar este camino, y pasados los días, meses y lustros, se dan cuenta de que las atracciones por el mismo sexo no han cambiado o disminuido, y por lo tanto, no ha habido una conversión hacia la heterosexualidad. Francamente, si la expectativa era transformarse de homosexual a heterosexual, fue una expectativa falsa, frustrante y decepcionante. La heterosexualidad y el matrimonio no son en si mismos el objeto de esta lucha y de este caminar. El objetivo es ser más como Jesús el Mesías, y vivir en la identidad de hijos de Dios que tenemos, precisamente gracias a la obra de la cruz y de Jesús en ella. Si Jesús no hubiera resucitado, entonces, revolquémonos en el pecado. Porque Jesús ha resucitado, tenemos esperanza y aliento para perseverar pese a las luchas y pese a todos los que en masa se suman a los que se unen a la nueva religión pro-gay.

Varias veces he escrito que cuando me siento aislado en esto, recuerdo que Dios le recordó gentilmente a Elías que habían 7000 otros que no habían comprometido su fe (1 Reyes 19:18) ; y recuerdo la promesa de Jesús “no temas, estaré contigo hasta el fin del mundo”, y la visión del Salmo 91 “caerán miles a tu lado, y diez miles a tu diestra, pero a ti no te llegará”.

Así que sigamos caminando por la calle de la Esperanza, la esperanza segura y certera en la resurrección del cuerpo, y en la obra restauradora de Jesús en nuestras vidas.

Idolatria oculta

•agosto 31, 2015 • 4 comentarios

IMG_1617

Este post se ha tardado, y cada vez que estoy a punto de cerrar el blog, es como que surgen nuevas razones para no hacerlo. Primeramente, gracias a quienes escriben a miluchainteriorarrobagmailpuntocom, a quienes mandan mensajes o respuestas a los posts, y animan a seguir escribiendo.

A estas alturas de mi vida, lo urgente se hace prioritario y deja menos espacio a lo importante. El blog y los seguidores son lo importante, sin embargo, el trabajo y las nuevas situaciones en las que me hallo, han sido barreras para escribir en el blog.

Recién estuve pensando en lo que significa el mantener ídolos en lo secreto. Después de leer Génesis 31, caí en cuenta de que en muchas ocasiones, he sido igual que Raquel, tal vez todos lo hemos sido. Primeramente, Raquel roba los ídolos de oro de su padre. Al hacerlo, ocasiona no solamente un malentendido, sino una crisis familiar severa. Asimismo, trae maldición sobre ella misma y su casa. Y en lugar de descubrir su acción, la completa con una mentira y manipulación. Obviamente, los ídolos de oro eran suficientemente pequeños como para que puedan ser ocultados y ella hubiera podido sentarse sobre ellos.

Esta temporada me he dado cuenta de que cuando estoy confrontado con sentimientos, cuando tengo que pasar por buenos o malos momentos, y tengo que sentir los sentimientos asociados, tengo una cierta tendencia a buscar consuelo o premio donde lo hice en el pasado. Por ejemplo, si en mis relaciones familiares no me siento “suficiente”, entonces me comparo con otras personas, me hallo falto, y puedo entretener pensamientos lujuriosos. O si me veo fuera de estado físico, lo propio. Pero lo que no me había dado cuenta es que es similar la reacción, si es que estoy contento o si he perdido a un familiar, mi mente se va a buscar compensación. Y es en esas compensaciones que se hallan los ídolos. He ido contando los ídolos pequeños, primeramente sería la fantasía sexual, recordar algunos momentos de placer del pasado, o ser tentado a usar internet para ver imágenes o videos; luego, la comida, si, la comida, aquella substancia socialmente aceptable, puede ser también una fuente de “consuelo” que no es Jesús; ha sido un alivio cuando una hermana, durante un retiro, me dijo “eres libre para escoger no comer”… he visto que el kick del trabajólico es algo que busco constantemente, pese a saber que mi identidad reposa en saber que son un hijo amado de Dios. En algún momento pensé que el dejar la vida gay y su estilo de vida complaciente era suficiente. Y me doy cuenta que eso ha sido solamente el primer paso, y que hay mucho más por trabajar y hay mucho más por recibir de Dios.

Igual que Raquel, cuántas veces no nos hemos visto en situaciones en las que ocultamos nuestros deslices? Una vida de rendición de cuentas y de solidaridad con otras personas es primordial para perseverar. No es tema de hacer lo que nuestras pulsiones nos indiquen, sino de encontrar lo real en relaciones humanas. Necesitamos afecto, atención, abogacía y afirmación. Si no obtenemos esas cosas básicas de forma legítima, las obtendremos de manera ilegítima, usualmente acudiendo a los ídolos del sexo, la comida, el dinero, el trabajo, el Facebook… Y como no llevamos una vida de rendición de cuentas, nos acostumbramos a las recaídas. Recién he visto un panfleto sobre PORN AGAIN CHRISTIANS, el cual es elocuente, la pornografía y la masturbación resultante se han vuelto una realidad que infiltra las iglesias. Igual que con Raquel, se puede ocultar la evidencia, pero el ídolo oculto solamente trae muerte, maldición y desolación. A quién nos volcamos cuando necesitamos amor, aceptación, perdón, consuelo, afirmación, atención? Gran pregunta, pues la respuesta nos dirá quién es nuestro ídolo, usualmente una adicción, y que tenemos que renunciar y tratar como se merece: eliminación radical.

Igual que Raquel, cuántos hogares se han sacrificado en el altar de la pornografía? Es una desgracia el daño que se causan a los cónyuges, a los hijos y a la iglesia. Alguna vez, hablando en un grupo de varones, salió a luz que debido al uso de pornografía, les costaba demasiado el llegar a la iglesia el domingo y participar en la alabanza, se sentían hipócritas, pero al mismo tiempo, no sabían cómo sacar las cosas a la luz y enfrentarlas. Cuánto más con adicciones a comida (o efectivamente a la ausencia de comida), o las adicciones al trabajo, al cigarrillo/tabaco, alcohol y otras sustancias? Son todas síntomas de lo mismo, necesidades no cubiertas, y que no se hablan o no se tratan.

El peso de mantener temas ocultos es pesado. En mi vida, algo que ha sido excepcionalmente útil, ha sido la rendición de cuentas frecuente con un amigo, en cada nuevo lugar donde llego a vivir, Dios ha permitido que pueda establecer estas relaciones de rendición de cuentas con mis pares. Y Dios ha provisto mentores a lo largo del camino, varones con quienes puedo hablar y comentar temas, y aprender de su sabiduría. Para ello, se requiere no solamente que haya gente, sino que yo esté dispuesto a ser vulnerable, y pagar el precio de traer cosas a la luz.

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 175 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: