Testimonio de Richard Oostrum: ánimo, hay esperanza!

A Guy Who Was Gay

Acabo de terminar de leer el libro titulado “a guy who was gay” que relata la vida de Richard Oostrum. Resulta que este holandés nació y creció en una familia promedio, y como se acostumbra en el mundo occidental, sin participar de iglesia alguna. De niño alguna vez participó en las clases de religión, donde escuchó hablar de Jesús. El profesor le recomendó orar diariamente, y lo hizo.

Su pasión fue la natación, y llegó a ser campeón de su categoría. Al ir creciendo, se dio cuenta al mismo tiempo de su atracción por las personas del mismo sexo. El libro relata toda su vivencia, desde salir del armario, contárselo a sus padres y amigos, y vivir plenamente la vida gay. Tuvo una pareja estable, un modelo de pasarela mayor que él, el cual falleció a causa del SIDA. Richard participó activamente en las Olimpiadas Gay de Atlanta en 1994. Nunca dejó de orar a diario, pese a estar completamente sumergido en la vida gay.

Poco después de su retorno, su vida estaba vacía y no había cómo llenarla con los amantes, sexo fortuito, cruising, aventuras de una noche, sexo o drogas. Un día al dirigirse a un sauna con la intención de tener sexo, sintió como un lazo que le impidió seguir. Impresionado por tal experiencia, y cuestionándose muchas cosas optó por asistir a una pequeña iglesia cristiana. Ahí hizo la “profesión de fé” -una oración en la que recibió oficialmente al Señor- y desde ese punto su vida cambió. Vivió con intensidad la presencia de Dios, pudo mantenerse sobro de toda actividad sexual durante la primera semana … y así sigue hasta hoy.

Poco a poco tomó contacto con organizaciones como Different, que dan consejería y apoyo a quienes desean dejar el estilo de vida gay, luego hizo la Escuela de Discipulado de JUCUM, siguió el programa Aguas Vivas en USA, y finalmente tomó a su cargo el ministerio de evangelización de la zona roja de Amsterdam y ha comenzado un ministerio que se llama Kompassion, dirigido espacialmente a la comunidad gay. El 2 de noviembre de 2001 se casó con una misionera brasileña, Sara (Noemia), con quien dirigen actualmente De Cleft y Kompassion en Amsterdam. Poco después nació su hijo Pedro Nathaniel David.

Es un testimonio que vale la pena leerlo y hacerlo conocido para la gloria de Jesucristo.

~ por refreshingfromheaven en noviembre 10, 2007.

12 comentarios to “Testimonio de Richard Oostrum: ánimo, hay esperanza!”

  1. Bueno, en realidad me asombra leer este tipo de historias. Como gay que soy debo admitir que me resulta un poco increíble saber de estos hechos. Estoy totalmente de acuerdo que si Dios nos dio un libre albedrío era para que nosotros mismos eligiéramos el futuro que deseamos para nosotros. Nunca he criticado ni criticaré las decisiones que hagan las personas para llegar a ser felices, yo me siento muy contenta de ser quien soy, porque jamás he considerado que el hecho de ser gay sea pecado. cada quien labra su futuro y su vida como lo desee, y siempre que nos suceden cosas que nos cambian las vidas de sopetón nos sentamos a reflexionar sobre lo que ha salido mal. No he leído el libro, aunque lo tomaré en cuenta, porque aún sigo con incredulidad, pero no olvidemos que cada persona es un universo diferente y los motivos para tomar nuestras decisiones responden a muchos factores. Richard Oostrum quizás (solo por hacer un ejemplo) sea del tipo de persona cuyo norte siempre estará en el temor al escarnio, y lo entiendo vivir una vida donde mucha gente te odie y te aborrezca por ser gay no es fácil y simplemente se rindió ante el hecho de complacer al resto sublimando sus placeres carnales a una causa superior (Dios), es una técnica psicológica efectiva para los que escogen vidas célibes (Sacerdotes) pero esto es solo un mero comentario, no he leído el libro.

    Es muy interesante estudiar este caso, porque representaría parte de un porcentaje mínimo de acuerdo a las estadísticas, ya que muchos “ex-gays” terminan reincidiendo por querer luchar contra sus impulsos internos. Y aunque perjuran que ya no son gays siguen teniendo fantasías ocultas que les producen sentimientos de culpa. Una vez más, no quiero generalizar solo tomar algunas de los reportes médicos y estadísticos que he leído.

    Otra cosa que me parece interesante es que llames tu blog “mi lucha interior”, ¿Contra qué luchas? ¿Por qué luchas? Mencionas que no eres gay, y por “esa lucha” debo asumir que ¿aún eres gay pero estás luchando contra eso? porque si eres ex-gay ya esa lucha debiste haberla pasado ya hace tiempo, ¿No crees? No me malinterpretes no lo hago por criticarte, sino para entenderte. Creo que más que me prestes atención a mí debes escuchar tu propio corazón, porque si en verdad tu sueño es tener una familia con una noble mujer y unos hermosos hijos, entonces nunca fuiste gay, solo alguien que solo quiso experimentar que supo de que se trataba y listo. La naturaleza humana es única e irremplazable, los perros no maúllan porque simplemente no es su naturaleza.

    Gracias por dejarme opinar, espero que más que dejes de ser gay, solo deseo que seas muy feliz, aunque al referirte con “aún hay esperanza” como lo mencionas en tu artículo me entristece que te refieres a mi (que soy gay y contenta de serlo) como alguien a quien la esperanza se le ha perdido.

    ¡Que Dios te bendiga!

  2. Hola Julia Patricia,

    Gracias por poner tu comentario en mi blog. Antes que nada, sobre el testimonio de Richard Oostrum, te garantizo que no es el tipo de persona cuyo norte siempre estará en el temor al escarnio, puesto que él ha vivido toda su vida en Holanda, que es uno de los países más tolerantes con la homosexualidad, inclusive uno de los pioneros de las uniones civiles entre personas del mismo sexo. Te recomiendo que leas el libro para que puedas entender de qué se ha tratado su proceso.

    Con respecto al blog, pues como muchas veces he escrito anteriormente, es mi sito catártico, donde escribo lo que me pasa por la mente y el corazón. Todo el mundo tiene sus luchas interiores, o me dirás que tu no las tienes. En mi caso, se trata de la lucha que enfrento contra la atracción no deseada hacia personas de mi mismo sexo. La vida gay fue para una verdadera adicción. Como cualquier adicto en el mundo, tuve que reconocer el problema, llamarlo por su nombre y luchar por mantener mi sobriedad sexual. A mi no me gustan las etiquetas de lo políticamente correcto o incorrecto. Y me gusta llamar a las cosas en este blog por su nombre. Varias veces he dicho antes que es una falacia el tratar de comparar el ser gay con una naturaleza. Con la misma lógica tuya puedes llamar a la pedofilia “naturaleza”, o a la bestialidad “naturaleza”. Fracamente, eso son comportamientos no naturalezas.

    Cuando hablo de esperanza, hablo de la esperanza para quienes quieren dejar la vida gay. Contrariamente a lo que dice la corriente mayoritaria que no se puede dejar de serlo, los testimonios de personas como Richard o Kevin son alentadores, y están dirigidos a los lectores que vienen a este sitio en busca de una alternativa contra-corriente. Si te conformas a la corriente mayoritaria, es tu elección. Si eres felíz de esa forma, te respeto y me alegro por ti, pero te ruego que no trates de imponerme una manera de pensar y un transfondo filosófico conforme a la corriente mayoritaria.

    Nuevamente, te agradezco por tu participación en mi blog.

    Saludos y que Dios te bendiga.

  3. Me gustaría comentar estre fragmento de tu post

    “Y me gusta llamar a las cosas en este blog por su nombre. Varias veces he dicho antes que es una falacia el tratar de comparar el ser gay con una naturaleza. Con la misma lógica tuya puedes llamar a la pedofilia “naturaleza”, o a la bestialidad “naturaleza”. Fracamente, eso son comportamientos no naturalezas.”

    Creo que te estas equivocando porque la pedofilia o la vestialidad son hechos totalmente naturales, en la naturaleza no se distingue de edades cuando un macho es sexualmente activo y una hebra tambien epiezan a manter relaciones sexuales, el hecho de considrarlos inadecuados es por motivos morales y no biologicos.

  4. Gracias por tu respuesta, es bueno que seas inconforme en la vida, eso es señal de que nunca dejarás de crecer. Pienso como le leíste en mis palabras no porque sea lo corriente, ni tampoco me interesa ir contra la corriente solo por hecho de hacerlo. Igual que tu no me intereso por lo políticamente correcto o incorrecto, y me molestan las etiquetas también, pero siempre existirán lo quieras o no, es la naturaleza del ser humano. Aun cuando vivimos en sociedad siempre (a la hora de la chiquita) resguardamos nuestro ser y nos separamos del resto para enfrascarnos en el “yo”. Es triste, y debo admitirlo, que en el mundo gay hay bastante promiscuidad, pero no necesariamente debe aplicarse a todos, quizás hasta más que tu fui muy adicta al sexo con múltiples compañeras sexuales y es cierto que sólo te deja una sensación de vacuidad. Pero agradezco al cielo que solo fue una etapa y que pude salir de ese círculo vicioso, ya que una cosa es ser promiscuo y otra ser gay, en ese aspecto tengo mi vida muy centrada y no pienso mezclar la gimnasia con la magnesia. Conozco gays (aunque son pocos) que llevan vidas exitosas, relaciones estables, y demás cosas que los hacen sentirse plenos, practican sus religiones, tengo un amigo que es miembro activo de los Testigos de Jehová y lleva 11 años de pareja con uno de mis mejores amigos, y es un modelo de rectitud, correcto y muy jovial (a pesar de sus casi 50 años) y no vive el tipo de vida estereotipada gay.

    ¿Que quiero decirte con esto? Sin ánimos de entrar en aceptaciones religiosas, para como lo veo yo, ser gay no significa estar metido en un bar, en un sauna, en una calle oscura teniendo sexo. Luchas porque así lo has elegido, porque tus valores inculcados te dictaminan que ser gay es incorrecto… Una cosa son tus actos y otra cosa es quien eres, que hayas hecho actos incorrectos y quieras enmendarlos me parece lo más loable que puedes hacer, creo que al fin y al cabo es lo que muchos queremos hacer, pero ¿Cambiar quien tú eres? Discúlpame de verdad por discrepar contigo, pero jamás alabaría a un Dios que me pidiera encarecidamente que dejara de ser quien soy y que abandone mi naturaleza para abrazar otra que sencillamente no puedo abrazar.

    Citando las palabras del premio Nobel de la Paz en 1984, el arzobispo anglicano Desmond Tutu:

    “Si Dios, como dicen, fuera homófobo, entonces yo no veneraría a ese Dios. Es una perversión decir que una persona elige ser homosexual, ya que es una locura elegir una forma de vivir que te pueda exponer a este tipo de odio. Es como decir que uno elige ser negro en una sociedad llena de racismo”.

    Como te mencione antes mi cielo, es tu lucha porque así lo ves, y si ser gay resulta un estorbo para ti entonces continúa con tu lucha y te aliento a que nunca la abandones, el fin último es que seas feliz. Siempre pregúntate a ti mismo si eres feliz porque todos los días lo hago yo.

    Muchos besos.

  5. Hola Julia Patricia,

    Otra vez muchas gracias por tu comentario. No he respondido antes, pues como compartí estuve de viaje, y luego del regreso tenía mucho trabajo pendiente. Tu mensaje merece una respuesta seria y concienzuda, no algo ligero. Por ello es que he esperado un poco para escribirte.

    Estoy totalmente de acuerdo de que existen excepciones en el “mundillo” que no son promiscu@s y que llevan vidas ejemplares. Todavía me falta conocer una pareja así. Todos los que conozco son mas o menos lo que se llama relaciones “abiertas” donde cada cual puede tener de vez en cuando una ‘escapadita’ sin necesidad de romper la relación. Hay gente religiosa que vive su sexualidad sin necesariamente estar casados. Esto último me obliga a reflexionar sobre la diferencia entre ser “religioso” y ser Cristiano. Sabes, todas las religiones son una serie de ritos que hacen los hombres con la intención de agradar a Dios. Cristianismo es una relación con Dios. Si, suena abstracto e imposible, suena a locura, pero eso es lo que hace la diferencia entre religiones y la vivencia del cristiano. Ahora bien, no todo el que se llama a si mismo cristiano lo es. Y hay muchos religiosos también entre los evangélicos. Para mi gusto, son los religiosos, los que imponen ritos y comportamientos que ellos mismos no pueden respetar, los que nos hacen quedar mal a todos.

    Concuerdo contigo en que Dios no es homófobo. Los homófobos son algunos que llamandose seguidores de Jesús no son capaces de amar a los demás como Dios los ama, incondicionalmente. Al igual que el Obispo Tutu, yo no veneraría a un Dios homófobo. La prueba de que El puede amar a la gente gay soy yo precisamente. Yo nunca he negado mi transfondo homosexual. Una precisión más: yo no he crecido en un hogar cristiano. Mi familia era católica romana, pero del tipo ‘nominal’, es decir no practicante. A la edad de 14 años, alguien me habló sobre las buenas nuevas de Jesucristo, y francamente en ese momento fui reticente. Sin embargo, luego de leer los evangelios, me di un encontrón con Jesucristo que ha marcado mi vida. En la iglesia no se hablaba en esos tiempos de la homosexualidad, pues los pecados evangélicos eran beber alcohol, fumar y bailar. Probablemente muy mojigatos para hablar sobre sexualidad. Así que mi información sobre sexualidad fue bastante ‘moderna’, secular y académica.

    Cuando me vine a vivir a Europa, viví amplia y abiertamente mi sexualidad. Aquí no hay problema con ello. Iba igual de vez en cuando a la iglesia, y cuando comenté a los líderes sobre mi orientación, no me excomulgaron. Sin embargo, debido a mi relación con Jesucristo, fui dándome cuenta poco a poco de que lo que buscaba en el sexo gay, entiéndase AMOR, lo podía encontrar en Jesús y en la relación con El. Dime loco si quieres. Pero en la medida que mis necesidades legítimas iban siendo colmadas de manera legítima, en oración, en relacionamiento no-sexual con otras personas, me fui dando cuenta de que no necesitaba el sexo gay para ser feliz. Esto ha sido un proceso, y creo que sigo en el mismo, y no sé cuánto vaya a durar. Por ello es que llamo a esto ‘mi lucha interior’.

    Espero amiga que esto responda a alguno de tus cuestionamientos. Estoy tratando de ser lo más honesto contigo, de la misma forma en que tu has sido honesta conmigo, y estoy evitando dar respuestas prefabricadas.

    ¡Qué Dios te bendiga!

  6. Amen!

    Gracias por tu honestidad! Eres de esas pocas personas que no se conforma con poco y eso me encanta. Podemos tener algunas diferencias de base, pero como te dije… solo quiero que la gente que este a mi alrededor sea feliz.

    Mil besos

  7. Buenos dias saben me parece acertado todos los comentarios de las personas y todo la verdad no soy gay ni nada pero si tengo una amigo al que quiero tanto como un hermano y el tiene 17 años y la verdad que ya no lo quiero ver metido en esto yo he intentado ayudarlo poque el quiere sali de eso pero la verdad nose como la verad todo empezo por una violacion porfabor alguien que sepa de nn consejero o algo aviseme para poder salvar una alma mas o y bueno lo ineteresanta es que el quiere cambiar gracias les dejo mi correo zogui735@hotmail.com

  8. Buenos días ,yo le doy gracias a mi Dios por haberme sacado de la homosexualidad y teniendo a Cristo en mi vida y en mi corazón, pero por mucho tiempo viví una vida doble, en el fondo estaba conciente que estaba en riesgo mi salvación,que me podía ir al infierno en cualquier momento,yo sufrí mucho con la homosexualidad, muchas veces pensé que nunca iba a salir de esa vida promiscua; pero le doy las gracias al Señor Jesucristo por haberme liberado de esos demonios que por muchos años atormentaron mi vida, toda la honra y la gloria al nuestro Señor Jesucristo, le doy las gracias a Dios por haber liberado de la homosexualidad a mi hermano en Cristo Richard Oostrum y muchos que han entregado su vida completa a Cristo, ahora todo eso es pasado,Cristo ya perdonó nuestros pecados al confesarlos 1a de Juan 1,9, Proverbios 28,13.
    Tenemos que orar por aquellos que están cautivos aún,pero el Espíritu Santo es el que obra en la persona.
    Adiós que Dios les bendiga a todos, saludos desde la ciudad de Concepción, Chile

  9. […] pocos hombres que conozco que han salido del mundillo gay sin haber sido cristianos de antemano. Otra historia similar la he reportado aqui. Fue por un lado reconfortante el poder estar con alguien que realmente “entiende” las […]

  10. HOLA DONDE PUEDO COMPRAR EL LINBRO??LO BUSCO PERO PARECE SER QUE NO LO VENDEN..NO CREO QUE ESTE EN ESPAÑOL?..LO BUENO QUE SE INGLES..GRACIAS POR SU AYUDA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: