Almuerzo

Hoy almorcé con un buen amigo. El y yo tenemos las mismas luchas, aunque estamos en lugares distintos de nuestras jornadas respectivas de vida. Fue agradable. Esta mañana al venir a la oficina, iba pensando que siempre hay algo que uno puede oir de Dios y recibir de Dios de parte de los compañeros de batalla. Así que me fui dispuesto a “recibir” algo en la conversación.

Este amigo es nuevo en la fe; sin embargo, para ser un Europeo, es un valiente. Es valiente pues es de los pocos hombres que conozco que han salido del mundillo gay sin haber sido cristianos de antemano. Otra historia similar la he reportado aqui. Fue por un lado reconfortante el poder estar con alguien que realmente “entiende” las luchas; fue reconfortante compartir este tiempo de comunión con un hombre que está totalmente enamorado de Jesús, y que está haciendo su parte para perseverar, pese al medio ambiente contrario. Es una historia de aliento, no que el amigo ya haya solucionado todos sus temas, todo lo contrario, pero es una historia de aliento, de la fe y perseverancia de un hombre que ha dejado la vida gay y está en su proceso de restauración. Fue una charla muy honesta, en la que salieron a relucir las cosas innegables de las atracciones, las luchas, las caídas y levantadas; y al mismo tiempo salieron a relucir las intervenciones innegables de Dios para rescatarnos a cada uno. Ambos reímos un poco al pensar lo bueno que hubiera sido una intervención casi-mágica, pero al mismo tiempo reflexionamos que es el proceso por el que pasamos el que nos permite conocer mas y mas a nuestro Rey.

Me quedaron grabadas sus palabras cuando hablamos sobre el estar solos, el estar solteros (un temita que me tiene bastante ocupado). Pero las palabras de mi amigo fueron como un bálsamo “si no tienes pareja ahora, es porque Jesús te quiere en exclusividad para El”. Eso fue suficiente para que mi día se transforme y mire de nuevo las cosas con la perspectiva de Dios.

~ por refreshingfromheaven en agosto 3, 2010.

3 comentarios to “Almuerzo”

  1. Este post me recuerda algo que he leído estas semanas..

    “La comunidad crisrtiana es el lugar donde mantenemos encendida la llama entre nosotros con seriedad, de modo que pueda crecer y fortalecerse en nosotros. De esta manera podemos vivir con valentía, confiando en que hay un poder espiritual en nosotros que nos ayuda a vivir en este mundo sin ser constantemente seducidos por la desesperanza, la perdición y la oscuridad…Esperando juntos, nutriendo lo que ya ha comenzado, esperando su plenificación: ése es el significado del matrimonio, la amistad, la comunidad y la vida cristiana.” Henri Nouwen

    Es alentador leerte y saber que hay compañeros de batalla que pueden inspirar ánimo para este tiempo particular.
    Un abrazo en la distancia…

    • Hey hermana! gracias por el comentario! La realidad es que este chico ha comenzado su proceso mucho después que yo, y fue eso lo especial, que si bien a ratos me veo en calidad de “mentor” (spuestamente el que tiene que tener siempre algo que decir y dar) no puedo negar que Dios tiene una palabra de aliento a través de sus hijos 🙂

  2. Me siento algo identificado. Yo tampoco era cristano antes de dejar este comportamiento homosexual. Gracias y bendiciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: