Randomico

La otra tarde fui a la playa aprovechando el buen tiempo y la compañía de un familiar. En el tranvía me senté al lado del pasillo. Al otro lado del pasillo iban dos chicos uno detrás del otro. Resulta que el de atás le hizo un cariño al de adelante y se tomaron discretamente las manos. El uno se bajó en un barrio residencial, y se dijeron algo así como “nos llamamos”… obviamente, eran un encuentro fortuito. El otro, se bajó en la playa nudista y de cruising. Crudo recordatorio de que por muy “bonito” que parezca, los encuentros anónimos y el cruising son el tema cotidiano de quienes optaron por el estilo de vida gay.

El verano tiene sus viscicitudes. La gente por lo general usa menos ropa, y llega a ser una lucha constante el evitar mirar mas de la cuenta. Sobre todo si me siento mal conmigo mismo, comienzo a compararme con otra gente, y eso me lleva a una vorágine de lujuria y lascivia. Tengo que orar por “sentido de ser”, y pararme firme en mi identidad de hijo de Dios, hechura de Sus manos. Es inclusive fácil ser indulgente con cruce de miradas de forma mas explícita, y de estar pendiente de dichas oportunidades, como en los viejos tiempos, como en los tiempos de dar rienda suelta a mis adicciones. Hoy tuve una de esas experiencias en el bus de venida al trabajo. Elegí sin embargo no proseguir… Pienso que ahora tengo la libertad de no dar rienda suelta a los comportamientos, pero reconozco que es duro y cuesta hacerlo. No es por obra de magia que esto se pasa, es mas un proceso cotidiano.

Muchas cosas me han fallado en los días recientes. Necesito alguien que venga a compartir la casa (alquilo un cuarto extra para ayudarme a pagar las cuentas que se inflan cada mes mas), pero los candidatos potenciales han rechazado a último momento. Hay uno en veremos, pero se sabrá recién en Agosto. Las condiciones laborales están difíciles, y este trabajo es estable solamente por unos meses más. Tengo que seguir creyendo que Dios va a proveer como lo ha hecho hasta ahora. Su fidelidad es incuestionable, pero vaya que es agotador estar en medio de dos etapas!

Mas bien estoy relativamente bien conectado con amigos y compañeros de rendición de cuentas! Skype es una maravilla para eso. Y el tener vistantes en la casa, mas los filtros K9 y McAffee, me garantizan la amputación radical y la sobriedad por el momento. Gracias Dios por la provisión!

La realidad es que estoy en lucha constante y debo permanecer en guardia!

 

~ por refreshingfromheaven en julio 13, 2011.

2 comentarios to “Randomico”

  1. Acabo de encontrar tu blog y leo lo que escribes, me ha llegado al alma y me pone a pensar sobre mi misma. Sobre lo fácil que a veces a uno le toca y lo mal que lo hacemos.
    Te dejo un abrazo gigaaaaaante, con mucho mucho cariño hermano querido! ojalá pueda comunicarme contigo por mail más adelante. Te tendré en mis oraciones, que el Señor te bendiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: