Tu me has seducido Jesús!

Estos días he estado meditando en Jeremías 20. En este pasaje, el profeta lanza un clamor fuerte delante de Dios. Y no le faltan razones. Ha sido llamado a ir en contra de una generación que no quiere escuchar ni oír la palabra de Dios, un grupo de gente que sabe que el juicio les está llegando, pero que prefieren vivir en negación. A este hombre lo han metido en prisiones, lo han golpeado, y lo han maltratado todo el tiempo por profetizar “en contra” de la corriente. Muchos otros profetas se levantaron para hablar lo que el pueblo quería escuchar; pero no necesariamente lo que Dios estaba hablando. Y se burlaron de Jeremías, fue el hazme reír de su tiempo; llegaron al punto de meterlo en una cisterna llena de barro pero sin agua ni pan! Todo por ser fiel a su Dios. Jeremías llega al punto de maldecir el día de su nacimiento, pues el sufrimiento es insoportable.

Y pues si hacemos la comparación con el hoy, quienes somos cristianos y hemos salido (o estamos saliendo) de la homosexualidad nos hallamos en situaciones similares. Primeramente, vivimos en un mundo que te dice “la  homosexualidad está bien, no hay problema”, al igual que los gobernantes del tiempo de Jeremías quienes se negaron a ver el potencial peligro que constituía Babilonia, hasta que fue demasiado tarde y fueron todos pasados a espada y su rey enceguecido. Somos el hazme reír de muchos, que se toman la libertad de “aconsejarnos” para no perseverar en ese camino cristiano (el angosto, el de cargar tu cruz, el de morir a ti mismo, el de negarte a ti mism, etc.) para vivir la vida gay en plenitud, que nos dicen que “mientras haya amor, todo es posible” y cosas similares (pervirtiendo el mensaje del amor agape de Dios). Somos constantemente acechados por el enemigo de nuestras almas (y nuestra propia concupiscencia sin duda), y como a Jeremías sus contemporáneos, el enemigo y nuestras concupiscencias quieren seducirnos para callar y al final hacernos sus víctimas. Muchas personas con “buenas intenciones” (y generalmente sin ningún conocimiento de causa de la vida gay en su realidad) sugieren cada cosa impensable, unos, los religiosos no ofrecen nada razonable, a parte de dejarte tirado y solo en tus luchas; los otros, mas liberales, te empujan a abrazar la vida gay…

En esto, estamos como Jeremías, solos en contra de todo el mundo alrededor… Y al mismo tiempo, sabemos que hay muchos otros que luchan con lo mismo, todos alentados por el mismo Padre Celestial, y fortalecidos con el Poder del Espíritu Santo para el día a día.

Y como Jeremías, tengo que decir que pese a todo, el Señor Jesús ha sido mas fuerte que yo. Que cuando he querido irme para atrás, cuando he sido tentado y he quebrado mis alas, El Señor ha sido mas fuerte. Me ha seducido, y ha tomado el lugar de Rey que le corresponde… y yo me dejé seducir! Y es que como Jeremías, Su Palabra es como fuego en mi interior, es una palabra que me da vida y me renueva y restaura y fortalece en cada momento. Esta seducción ha sido una en la que yo mismo también he querido “dejarme seducir” pues al final, sé en lo profundo de mi corazón que Su Reino es mejor que la satisfacción de mis deseos.

Es la Palabra de Dios que arde dentro de mi, que me dice la verdad que el mundo no dice: “soy un hijo de Dios con acceso al trono de gracia”, y como hijo, puedo vivir en libertad, enfocado en la libertad de los hijos. Las ataduras quedaron atrás, y esta nueva vida, esta nueva manera de hacer y ver y sentir es un anticipo de la vida de resurrección que viene. La evidencia de la irrupción del Reino es cuando podemos resistir la tentación, cuando podemos crear belleza, cuando nuestras vidas son restauradas y ganamos en integridad; es cuando nuestras relaciones comienzan a ser lo que deberían, cuando nuestras necesidades son satisfechas primordialmente por Dios… Y claro cuando hacemos obra para beneficio de otros o somos instrumentos en manos de Dios para rescatar, aconsejar, confortar a otros…

Entretanto, como buenos ciudadanos del cielo, hagamos que el cielo comience a ocurrir en medio nuestro.

~ por refreshingfromheaven en septiembre 15, 2010.

7 comentarios to “Tu me has seducido Jesús!”

  1. lindo post… de alguna manera no estamos solos. Dios en medio de todo nos permite esos oasis en medio de nuestras luchas, para fortalecernos y saber que cuando estábamos por tirar la toalla y de alguna manera, sostenidos por un hilo por Su amor, hicimos lo correcto, él acudió a nuestro rescate, y envío todo lo necesario para sacarnos adelante. Yo muchas veces he querido tener amigos en el medio cristiano que hayan pasado por esta lucha, pero sé que quizá aún no sea el tiempo, de cualquier manera, me encuentro con personas “quebradas” como somos todos y veo que sus palabras hablan de lo mucho que Dios quiere hacer con nosotros… como lo has descrito aquí. Un gran abrazo… me da mucha alegría leerte hoy.

  2. No estás solo, aunque no he salido de esa lucha, estoy contigo y es mi oración que esa seducción del Señor nunca termine, ni siquiera cuando ya “no sea necesaria” cuando el pasado ya no te tienta que siga en pleno romance con el Amado de nuestras almas que todo lo sana y todo lo satisface. En Cristo, te abrazo, no estás sólo, especialmente porque Él está a tu lado.

  3. hola….me encanto el articulo! me impacto.x q estoy en esa lucha. aveces soy fuertemente atacado…..con personas o mensajes….pero quiero dejar este estilo de vida. Por q en lo profundo de mi corazon se q estoy en un error y q esto quiere destruir mi vida.

    • Hola David, gracias por tu comentario! que el Señor te siga bendiciendo y te fortalezca en tu caminar fuera del estilo de vida gay… Todos lo sabemos en lo profundo del corazón que es simplemente destructivo, y si ya lo tienes claro, pues pon los ojos en Jesús y comienza a caminar… será un proceso, pero vas a ver el fruto del mismo para la gloria de tu Padre Celestial y padre de nuestro Señor Jesucristo!

  4. Hola¡ me llamo sergio y doy Gracias a mi Padre Dios porque el llegar a esta pagina fue por obra suya, honestamente me esta costando mucho el dejar de sentir atraccion hacia algunos hombres, porque es algo que yo no quiero para mi vida, hay momentos como el dia de hoy que me debilito y ando en busqueda de cosas que solo se que me haran sentirme mas triste y vacio, gracias por publicar todo esto, porque no sabes cuanto me cayo el 20 en este momento, no entendia pero como te digo fue por obra de Dios, me da mucho gusto y espero que continues con este Don que Dios te da para ser luz de Cristo…. Dios nos bendice atte. Sergio

    • Hola Sergio, gracias por tu visita y tu apreciación del blog. Gloria a Dios por usar esta herramienta para que te caiga el 20!
      Un abrazo y Dios te fortalezca. Si necesitas otras informaciones sobre recursos en tu país, puedes escribirme directamente a miluchainterior arroba gmail punto com.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: