Lesbiana ordenada como obispo

Esta mañana al escuchar las noticias en la BBC quedé perplejo. Finalmente, la Iglesia Episcopal de los Estados Unidos (ECUSA) ha ordenado como obispo a una mujer, Mary Glasspool, quien es encima homosexual practicante, y que vive en pareja con otra mujer por mas de veinte años. La historia completa se la puede leer aqui. En todo caso, una corrección a la BBC es que ECUSA ya no representa al anglicanismo en Norte América.

Este evento solamente puede profundizar la crisis existente en la Comunión Anglicana. Esto aliena mas y mas a ECUSA, y hace cada vez mas improbable que las demás Provincias anglicanas puedan tener comunión con esta iglesia cismática. ECUSA ha tomado su camino, un camino diferente a la fé que fue entregada a los santos. ECUSA ha decidido de manera aislada el cambiar la interpretación de la Biblia, de andar de forma independiente, sin sujeción mútua entre iglesias, sin respeto a las advertencias de Canterbury, de los Primados y de las otras provincias. Para ECUSA, la agenda gay es más importante que el Evangelio del Rey Jesús, y mucho mas preciada que la posición histórica de la iglesia.

Esta acción debería según yo, precipitar el cisma, y aclarar que ECUSA ha abandonado la Comunión Anglicana, y que la otra iglesia en USA, la Iglesia Anglicana de Norte América sea reconocida por la Comunión como provincia. Asimismo, debería encontrarse un sistema para que los pocos creyentes ortodoxos que queden en ECUSA puedan tener comunión con el resto de los Anglicanos.

Este evento nos tiene que hacer pensar que nuestras denominaciones pueden y probablemente vayan a ser las siguientes en enfrentar este tema. Si, hay en todas las iglesias gente con pasado homosexual (o mas bien dicho post-gays), que han optado por el servicio y el llamado pastoral. Entre ellos yo. Ahora bien, la forma que hemos encontrado de servir es mediante una vida de “negarnos a nosotros mismos”, y de tomar la cruz a diario y seguir a Cristo. Es un camino en el que mi sacrificio racional es poner mis deseos a morir y luchar contra los apetitos de la carne. Al mismo tiempo, soy consciente de que hay mucha gente gay que no entiende esta opción que he tomado (al igual que otros). Sigo pensando que la verdadera manera de servir a la comunidad gay es manteniendo abierta la puerta de salida del estilo de vida.

Es un debate que nos va a llegar a todos, tarde o temprano…

Coincidentemente, ayer fue la marcha del orgullo gay en una de las ciudades vecinas. En la noche vi a una pareja de lesbianas, tratando desesperadamente de encontrar amor en los brazos de la otra. Me recuerda que la búsqueda de amor es real, pero que al final deja vacío. Es mas bien la verdadera oferta de amor incondicional y restaurador en Cristo la que debemos hacer.

~ por refreshingfromheaven en mayo 16, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: