Un hombre soltero (film)

El domingo pasado me fui al cine por la tarde. Se me ocurrió ver el film gay “A single man” (Un hombre soltero). Como es habitual, pienso que nuestro deber no es “ignorar” lo que sucede en el ámbito artístico, y mas bien estar al corriente para que no nos caigamos del catre (expresión coloquial para implicar que no nos sorprendamos) con los eventos que van ocurriendo.

Es una tragedia cinematográfica, que me hace pensar en las antiguas tragedias literarias. Es la historia de un profesor británico de literatura, George Falconer,  que vive en los Estados Unidos. Este hombre ha tenido una relación de 16 años con su pareja, Jim, un hombre mas joven, un ex-marino y no tan intelectual y cultivado como él. Jim fallece en un accidente automovilístico, y George no es admitido a asistir al funeral, que se celebró en estricta intimidad familiar. El film se ubica ocho meses mas tarde, cuando George, el sobreviviente de la pareja, decide suicidarse pues ya no aguanta su vida.

En el día escogido para el suicidio, George tiene varios encuentros singulares, que le van a cambiar el rumbo. En desorden, se encuentra con su mejor amiga, Charlie, otra inglesa, divorciada y alcohólica, que fuera alguna vez su amante en la juventud, y que sigue soñando con rehacer su vida con él (pese a haber sido testigo de la relación Jim-George) mientras duró. Luego se encuentra con un chico español, que si bien es alguien que trabaja como prostituto, le recuerda lo básico: que lo que necesita es alquien que lo quiera. El tercer encuentro importante es con uno de sus alumnos, Kenny Potter, que es un jovencito explorando su sexualidad, y que consigue que George opte por no suicidarse ese día …

Hay algunas escenas con mensaje político claro, como “el nadie nos ve, por eso nos tienen miedo” durante la clase de literatura inglesa, y la típica comparación de minorías étnicas con minorías sexuales (Recomiendo leer al respecto este post). Pero mas allá de esto, hay un mensaje claro: la idea de que la única esperanza es la muerte! es una visión dualista de que cuando te mueras vas a ser “libre” y “reencontrarte con el ser amado”. Este tipo de visión sobre lo que sucede al morir es simplemente especulación, ytatalmente contraria a la fe cristiana, que mas bien habla no solamente de una vida después de la muerte, sino de una vida de resurrección que viene luego y que la comenzamos a vivir en el presente en santidad.

Hay algo importante: mencionar que uno puede haber funcionado heterosexualmente en el pasado, requiere aceptar que la homosexualidad es un proceso, y se desarrolla poco a poco. Si bien se pretende mostrar que “yo solo me enamoro de hombres”, en realidad ambos George y Jim reportan haber tenido pareja sexual femenina en sus vidas. Esto es remarcable, pues hay muchos varones ambivalentes sobre su sexualidad a lo largo de la vida, y muchos gays que salen del armario en su crisis de la mediana edad, dejan atrás esposas, hijos y familias, persiguiendo una “identidad” que les de mayor satisfacción.

El film en si mismo es lento, y bastante artificial. Es un clásico de la literatura gay, el director es Tom Ford, gay, así que todo el contenido es dirigido para quien entiende. Es un film que no repetiría en todo caso. Es propagandístico, y te deja un retrogusto amargo. Confronta con la elección de creer en mentiras … de lo que hablaré en mi siguiente post.

Es importante advertir al público lector: hay suficientes escenas que pueden ser consideradas desencadenantes de ciclos adictivos.

~ por refreshingfromheaven en abril 6, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: