Soeur Sourire (el film)

SoeurSourireEste fin de semana se me ocurrió disfrutar del séptimo arte y de una de las películas de corte ‘alternativo’ y ‘de avanzada’. Me animé a ver el film Soeur Sourire (Hermana Sonrisa) por dos razones, la primera que la crítica secular ha sido muy positiva en las semanas precedentes, y la segunda, porque me intrigaba ver cómo iban a comunicar el mensaje de esta mujer que luchó con su homosexualidad por muchos años. Creo que en el fondo había un par de ideas mas entre las razones, y son mis muy queridas amigas que luchan contra la homosexualidad.

El film relata la historia de Jeannine Deckers, una monja de claustro belga. Relata como desde jovencita tuvo comportamientos de ‘mari-macho’ como se dice en algunos lugares. Buena para el fútbol, la guitarra y llena de vida. El film muestra sin tapujos un hogar totalmente disfuncional, con una madre abusiva, un padre presente físicamente, pero totalmente sumiso, pasivo y apagado. Suficientes evidencias para sugerir heridas paternas y maternas entre las raíces de la atracción homosexual de Jeannine. Luego de una pelea con sus padres, se va de interna al convento de Nuestra Señora de Fichermont, donde hace su noviciado y su entrenamiento hasta recibir las órdenes.

En determinado momento su habilidad con la guitarra y el canto le abren las puertas para cantar en el mundo secular, con una canción pegajosa “dominique-nique-nique-nique” que la lanzó al estrellato en 1963, y sus discos se vendieron como pan caliente no solamente en el mundo francófono, sino que fue en ultramar, en Estados Unidos, donde sobrepasó cualquier expectativa.

Ebria de fama, y ante la lucha interior, la hermana Sonrisa deja los hábitos y se lanza a una carrera de solista. Lamentablemente, se lanza también contra otros grandes enemigos, la Curia Romana que la boicotea, los empresarios de la música que solamente lucran con ella; y finalmente, contra los Impuestos Internos Belgas, que la persiguen por las deudas atrasadas por concepto de las regalías de sus canciones. Círculo vicioso en el que se hunde junto con su amiga Annie Pecher (psicóloga de niños) en una vorágine de drogas, alcohol y desenfreno que acaba en el suicidio de ambas en 1985, cuando Jeannine tenía 51 años.

Francamente yo esperaba más del film. Cecilia de Francia es una excelente actriz, es cierto; es innegable que le cuesta actuar con naturalidad el ser “hombruna” y dejar de lado todo lo femenino en ella. El film la muestra mucho mas como el cliché de “lesbiana” del siglo 21 que como se la vé en algún film al final de su vida. Es un buen material para cualquier lobby pro-gay y sobre todo es un film tremendamente anti católico (no es que el catolicismo romano sea muy de mi agrado, pero este film es un ataque frontal y descarado contra esa religión). El mensaje es básicamente: pobrecita Jeannine que no pudo ‘cambiar’ su orientación pese a la rígida disciplina del convento. Es un ataque frontal contra los abusos del clero, contra los abusos de las grandes empresas que solamente les interesa lucrar, para las que el artista es simplemente un objeto, y un ataque contra el sistema impositivo Belga.

Desde el punto de vista de quien lucha contra la homosexualidad: el film puede ser usado para ilustrar aspectos de la herida materna, y cómo esta se manifiesta primero en la relación madre-hija y los síntomas tempranos. La herida paterna puede ser observada en un padre pasivo, semi-presente/ausente, que no llega a afirmar a su hija ni a darle la estructura necesaria. También permite observar algunas dinámicas “de pares” que añaden al desarrollo de las atracciones por el mismo sexo.

Si bien el film en cuestión no ha cubierto mis expectativas, puedo decir que al menos proporciona material para reflexión o referencia sobre las dinámicas intrafamiliares y el desarrollo de la homosexualidad. Llama mucho la atención que si bien el film es mas bien propagandístico en favor de l@s GLTB, no puede negar la realidad de un hogar disfuncional como una de las raíces posibles de la homosexualidad de la hermana sonrisa.

~ por refreshingfromheaven en mayo 25, 2009.

5 comentarios to “Soeur Sourire (el film)”

  1. no entiendo por qué decís que tenés que luchar contra tu homosexualidad. quien desea y no toca genera peste (artaud) y yo agregaría, también se pudre

    • Buena persona, no entiendo su comentario, tal vez como usted no entiende las motivaciones de mi vida. Obviamente, mi motivación es una esperanza que se fundamenta en la Resurrección de Jesús, y el anticipo de esta resurrección en forma de “restauración” en mi vida, y en las vidas de otras personas. Tal vez usted lee este blog en busca de una mejor esperanza, la esperanza de una libertad del “libertinaje” que genera el tocar todo lo que se desea…

      Mmm comentarios como el que ha generado mi respuesta, que no van a ninguna parte, me hacen reflexionar sobre si voy a dejar la opción de comentarios abierta o si vuelvo a cerrarla como al principio…

  2. Yo no soy Cristiano, sino Judío y sin embargo siempre me encantó la canción “Dominique nique nique”. Estuve viendo la pelicula Soeur Sourire 4 veces antes de comprenderla , pues no sé ni una palabra de Frances y lo la conseguía en Español. La película me hizo llorar. Principalmente en la escena final, cuando las dos mujeres toman los somníferos que las llevarán a la muerte, mientras ríen y brindan con alcohol, para luego bajar las persianas de la casa e irse a dormir eternamente. Lloré mucho porque soy un tipo muy sensible y pese a mi edad (tengo la misma edad que Jeaninne cuando se suicidó) dentro de mi sigue habiendo un joven sensible y tímido.
    Sé que no sirve de mucho, pero no estas solo . Todos tenemos problemas y sufrimos. COn la unica diferencia de que pocos tienen la valentía de contar su vida en un blog…

  3. Cuando salío Dominique, yo tenía 18 años y vivia en Francia. Soeur Sourire me commovío porque entonces se sentía tambien mucho la religion debido a la apertura del concilio vaticano segundo que apuntaba hacia la bienvenida de las mujeres sacerdote, la teolologia de la liberacion, los homosexuales y lesbianas, el sexo por placer, el divorcio e incluso se hablaba con ciertas restricciones del aborto. Yo soy heterosexual sin dudas y si no lo fuera lo diría tambien porque no entiendo esta guerra que se libra contra la homosexualidad masculina y feminina. Yo no solo creo, sino que estoy convencido que si Jesus viniese otra vez, hubiera elejido a Sor Sonrisa y su amiga como apostoles y hubiera revolucionado la religion sin aportar siquiera un nuevo testamento pues el que es vigente ya vale (que sí! ya vale!) y se ve que nadie lo toma a la palabra. Jesus sería un revolucionarío (como realomente fué) y Sor Sonrisa y su amiga tambien….y naturalmente, el vaticano junto con todos los fiscos europeos y unidos los hubieran crucificarian a los tres.

    • Hola Gabriel, gracias por tu comentario. Si bien no estoy totalmente de acuerdo con tu punto de vista, estoy igualmente convencido que si Jesús hubiera venido en esta época, sus amistades hubieran sido Sor Sonrisa y todos los ‘marginados’ de esta sociedad; hubieran sido también sus amigos los inmigrantes ilegales en Europa o los Romas que acaban de echar de Francia; y ciertamente todos los hijos e hijas de hogares disfuncionales, los quebrantados de corazón, los hijos e hijas de padres divorciados; los adictos sexuales y los adictos a sustancias químicas. En eso, estoy totalmente de acuerdo contigo 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: