Rescatados

salvador Esta es una historia real, que muestra como Dios está a cargo de nuestras vidas y no nos deja en las luchas.

Un amigo y compañero de luchas me contó algo que le sucedió recientemente: casi a media noche, sintió el deseo de ir a un bar gay. Tomó el coche, y se fué a dicho sitio. Pero, una vez parqueado, se quedó en el auto, y el Espíritu de Dios le reveló cual era su verdadera necesidad: afecto y abrazos. No era ni el alcohol ni el sexo que hubiera podido encontrar en el dicho bar. Y se regresó a casa. De alguna manera, Dios vino a su encuentro y lo rescató!

Hace unos años me sucedió algo así. Estaba comenzando el proceso de salir de este estilo de vida. Francamente, luego de unos meses de sobriedad, me vi horrorizado yendo al parque de cruising. Gracias a Dios, pude llamar a alguien que me acompañó en el teléfono desde el parque a mi casa. En otra ocasión, me levanté de mi cama para ir al bar gay del barrio. Llegué a la puerta, pero no entré, pues también me di cuenta de que lo que estaba buscando no era lo que iba a encontrar en el lugar. Yo buscaba amor, afecto, atención y afirmación. En los bares siempre hallé alcohol para desinhibirme y sexo que me daba siempre la falsa sensación de intimidad y afecto. Y al día siguiente era regularmente la resaca y la culpa y la frustración. Pero en ese momento, en la puerta del local, me dije “no es esto lo que necesito”, y experimenté de nuevo la gracia de Dios rescatándome de una situación que hubiera sido probablemente desastrosa.

Otra historia que me viene a la cabeza, tiene que ver con el uso de pornografía. Una vez me iba hacia un sitio donde podría haberla obtenido. Pero en el camino, recibí un llamado en el teléfono, y esta conversación me hizo como despertar. Me bajé del transporte y tomé otro en dirección a casa. Ciclo adictivo roto, y yo rescatado de una caída. Yo vi la mano de Dios en esa llamada oportuna!

El punto que quiero tocar hoy es que TODOS PASAMOS POR SITUACIONES SIMILARES. No tienen que ser exactamente iguales, pero es la realidad que van a haber momentos en los que deseamos con mucha intensidad ir a buscar compensación donde antes la hallábamos. En momentos duros de la vida, por ejemplo la pérdida de seres queridos, cuando hay un vacío dificil de llenar, es normal tener la tendencia de ir a buscar una compensación en los lugares conocidos haciendo las cosas a las que estábamos acostumbrados.

Pero hay el poder de Dios a través de su Espíritu Santo! Que con toda dulzura nos recuerda que es El la fuente de amor verdadero, que es en la comunidad de fe que vamos a encontrar el consuelo que necesitan nuestras almas; que va a grabar en nuestros corazones nuestra identidad verdadera EN JESUS. Y que al final de cuentas, va a ser El quien venga a rescatarnos en medio de las agusas turbulentas. A veces va a ser a través de una llamada telefónica en el momento oportuno; otras veces será mediante una convicción clara; y otras veces… para qué encerrar en las formas? Dios es muy original en sus maneras de rescatarnos!

~ por refreshingfromheaven en marzo 9, 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: