Huye de tus pasiones juveniles … una historia real

Anoche salí del hotel para ir a cenar. En realidad no era muy tarde, pero ya todo estaba oscuro. En el camino hacia el centro, sucedió … hice contacto visual con un transeúnte. Mil ideas pasaron por mi cabeza en fracciones de segundo, mi experiencia me ha enseñado que al darme la vuelta iba a darle una seria señal al individuo. Pero estando solo, en un hotel, lejos de mi círculo, qué de malo habría con una canita al aire?

Pues en ese mismo momento, al comenzar a darme la vuelta noté que el chico se había simplemente detenido, a la espera … no terminé de dar la vuelta … simplemente comencé a correr en dirección contraria a la de aquel transeúnte. Y corrí hasta que se me acabó el aliento. Y corrí …

En consecuencia, y para la gloria de Dios sigo sobrio, y saboreando una expriencia paradoxal. Me siento más vivo luego de haber hecho morir mis deseos del momento.

Un obrero aprobado por Dios
2 Timoteo, Capítulo 2 (NVI)
14 No dejes de recordarles esto. Adviérteles delante de Dios que eviten las discusiones inútiles, pues no sirven nada más que para destruir a los oyentes.15 Esfuérzate por presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de qué avergonzarse y que interpreta rectamente la palabra de verdad.16 Evita las palabrerías profanas, porque los que se dan a ellas se alejan cada vez más de la vida piadosa,17 y sus enseñanzas se extienden como gangrena. Entre ellos están Himeneo y Fileto,18 que se han desviado de la verdad. Andan diciendo que la resurrección ya tuvo lugar, y así trastornan la fe de algunos.19 A pesar de todo, el fundamento de Dios es sólido y se mantiene firme, pues está sellado con esta inscripción: «El Señor conoce a los suyos», y esta otra: «Que se aparte de la maldad todo el que invoca el nombre del Señor».
20 En una casa grande no sólo hay vasos de oro y de plata sino también de madera y de barro, unos para los usos más nobles y otros para los usos más bajos.21 Si alguien se mantiene limpio, llegará a ser un vaso noble, *santificado, útil para el Señor y preparado para toda obra buena.

22 Huye de las malas pasiones de la juventud, y esmérate en seguir la justicia, la fe, el amor y la paz, junto con los que invocan al Señor con un corazón limpio.23 No tengas nada que ver con discusiones necias y sin sentido, pues ya sabes que terminan en pleitos.24 Y un siervo del Señor no debe andar peleando; más bien, debe ser amable con todos, capaz de enseñar y no propenso a irritarse.25 Así, humildemente, debe corregir a los adversarios, con la esperanza de que Dios les conceda el arrepentimiento para conocer la verdad,26 de modo que se despierten y escapen de la trampa en que el diablo los tiene cautivos, sumisos a su voluntad.

~ por refreshingfromheaven en noviembre 5, 2008.

Una respuesta to “Huye de tus pasiones juveniles … una historia real”

  1. Ánimo y Adelante! un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: