La adicción en las fiestas de fin de año

Creo que en general el espíritu de la navidad es deprimente. Es en estos momentos que la gente se muestra “buena“, “alegre“, “llena de vida“; al mismo tiempo, todos nos sentimos muy sensibles o románticos. Es el tiempo del año en el que necesitamos verdadera conexión. Una pena que lo que está a la mano no es la conexión verdadera, sino las máscaras de bondad, alegría, entusiasmo y consumerismo.

Y obviamente, cuando no hay una buena conexión, ni con Dios ni con otras personas, se desencadenan los ciclos. A veces me pregunto cuál es la mentira que creo cuando enfrento las adicciones (ya sea a la pornografía, la masturbación, la infatuación romántica, etc.) Es cierto que hay algo que duele bien adentro, creo que todos los que luchamos con la homosexualidad lo sentimos, y por qué no decirlo, todos los adictos sexuales. Y para adormecer el dolor, la pena, la frustración, el enojo, el miedo, pues recurrimos a los agentes adictivos. Estoy solo, ayer alguien me lo ha recordado diciendo: “me da pena que estés tan solo, es lo único que me preocupa de ti”. No me siento muy bien de salud (vaya invierno!), no voy a ver a mi familia este año; en fin … suficiente material para confabular con mi mente retorcida y justificar la necesidad del agente adictivo. Mucho qué compensar!

Qué necesito ahora? pues uno de esos abrazos terapéuticos que me hablan de afecto real y no sexual, una mirada que conecte mi alma con otra persona, sin el morbo típico del cruising; necesito orar y buscar a Dios, y quiero encontrarlo en la comunión con mis amigos y hermanos. Necesito una verdadera conexión. El punto es que estar rodeado de gente no implica necesariamente estar conectado. Necesito ser yo mismo, con mis debilidades y luchas, y espero lo mismo de los demás. Ayer fue genial que mi compañero de rendición de cuentas me contactara para un corto pero sustancial ‘check-in’. En medio del ciclo, esto puede ser determinante!

Cuando miro a las entradas previas del blog, me doy cuenta que muchas de las respuestas a mis necesidades, luchas y preguntas las sé de memoria. Sin embargo, sigo luchando para que estas respuestas se vuelvan cada vez más reales en mi vida; o que los recursos vayan funcionando cada vez mejor. A veces es difícil, y es parte de la lucha.

El feriado se viene encima! Hoy es el último día de trabajo. El sábado el día planeado minuciosamente, excepto la noche. El domingo, planeado minuciosamente hasta el almuerzo. Lunes plan de noche. Martes, minuciosamente planificado. El plan de escape casi listo, y me tragaré el orgullo cuanto sea necesario en estos días: voy a pedir a la gente no dejarme solo.

~ por refreshingfromheaven en diciembre 21, 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: