Sin desmayar

Este fin de semana estuvo lleno de actividad. Dios ha provisto gente que esté a mi alrededor, y por lo tanto una salida a la soledad. Como adicto, tengo mucho cuidado con la “soledad” porque es uno de los desencadenantes de los ciclos adictivos. El sábado fui a caminar con la iglesia. No soy muy bueno para estos menesteres y acabé con los pies llenos de ampollas. Pero valió la pena el esfuerzo pues la comunión y la conexión fueron como bálsamos de sanidad para mi.

Luego, el domingo fuimos a almorzar con alguien de la iglesia, con lo cual la tarde y la noche se llenaron. Visitamos otra congregación y acabamos comiendo pastel de manzana con helado mientras se ponía el sol.

Al leer algunos de los comentarios a mis participaciones en blogs, como por ejemplo en este sitio, una vez mas tengo que confrontarme con el ir contra la corriente. Y es que todos estos tipos te dicen básicamente “pobre idiota, no importa cuánto luches, igual vas a terminar como yo, fracasado en las cadenas de la homosexualidad”. Sin embargo, mi fe no está puesta en cuántos han fracasado, sino en cuánto puede hacer el Señor en la vida de quienes se acercan confiadamente a El. Estuve pensando en los versículos finales del Salmo 27

Hubiera yo desmayado si no creyese que veré la bondad del Señor en la tierra de los vivientes. ¡Espera en el Señor!, ¡esfuérzate y aliéntese tu corazón! Salmo 27.13-14 (adaptado de la RV 1995)

~ por refreshingfromheaven en agosto 27, 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: