Fin de semana a la vista

Para la mayoría de la gente, el fin de semana es algo que se espera con ansias. No para mi. Los fines de semana son un recordatorio de soledad. La soledad además es un instigador o desencadenante del ciclo de la adicción sexual, por lo cual aumenta el estrés que yo tengo. Una de las herramientas o intervenciones de comportamiento, es llenar tu tiempo libre con actividades sanas, y evitar el estar aislado.

Con tal motivo, este sábado iré a una caminata en los bosques con la gente de una iglesia amiga. Es una elección un poco dura, pues el sábado, a la misma hora se reúne el grupo de apoyo ex-gay, pero en otro lugar. Pese a mi necesidad de hablar con los otros “luchadores”, siento que esta vez que puedo permitirme hacer algo “normal”, como ir a caminar con gente de mi edad y de mi fe. Normalmente el grupo de apoyo ex-gay es un oasis, con poca gente que asiste no pasan de cinco por sesión, y cada cual con distintas vivencias. Pero la irregularidad del grupo le quita el sentido de conexión que busco y que he experimentado en Aguas Vivas por ejemplo. Razón por la cual, me voy con los cristianos a caminar por el bosque!

Primeramente voy a almorzar con una amiga (que es de la iglesia organizadora), que conoce mis luchas, mi trasfondo y todos mis rollos, y luego nos vamos juntos al evento. Lo que me gusta de todo esto es que uno puede estar con mujeres, verdaderamente femeninas, que han pasado por los mismos pasos de sanidad interior, y que no te juzgan en tu masculinidad, pues también ven lo verdaderamente masculino en ti, y te ayudan a verlo!

También he estado en contacto con los amigos de FF (Falling Forward, el grupo de adictos), y reconozco que es balsámico hablar con ellos. Sobre todo con los chicos que no luchan contra la adicción homosexual. Es un impacto que ellos te ven como el hombre verdadero que eres y son capaces de afirmarte en tu masculinidad. Obviamente, para haber llegado a esto, hemos tenido que pasar por momentos de apertura total, de confesión y confidencialidad. Al final del día, he descubierto que pese a lo lejos que se encuentran físicamente de mi, son la gente a la que puedo acudir en los tiempos de luchas y necesidades. Ellos no van a leer nunca este post, pero le doy gracias a Dios por sus vidas y por ser canales del amor de Dios.

Me queda por llenar el domingo por la tarde, pero tal vez algo de cine (esta vez EN el cine), y alguna actividad con los hermanos en la fe pueda ser efectivo. En todo caso, creo que Dios va a seguir proveyendo.

~ por refreshingfromheaven en agosto 24, 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: