A quien le importa lo que yo haga?

Estaba pensando en esta canción que les pongo en el vídeo. Es de Alaska y Dinarama. Esta tipo de música la bailábamos en mis tiempos de colegial y vaya que era divertido hacerlo. La cancón era una llamada a la rebeldía. Sin embargo, hoy me pongo a pensar lo mismo: a quién le importa lo que yo haga? y a quién le importa lo que yo diga? Y es que en este mundo de soledad, donde vives solo, donde trabajas solo, donde nadie te tira pelota, donde los cristianos brillan por su ausencia, me sale la duda: “a quién le importo?”. Como adicto sexual, sé de manera racional que estar solo y aislado no es provechoso para nada. el punto es que los otros cristianos que conozco en este lugar son tan pero tan ‘santos’, que no les interesa ningún tipo de actividad para adictos, sobre todo sexuales. Ellos no tienen -o al menos dicen no tener- adicciones, no se masturban, no miran porno, ni hacen cosas similares. Entonce obviamente es una ilusión el pensar que se pueden crear relaciones de rendición de cuentas, o grupos de ayuda mútua.

El grupo de varones de la iglesia por su frecuencia mensual es casi como el grupo de ex-homosexuales del país que se reúnen cada dos meses, y claro, siempre cae cuando tienes ya algo planeado de antemano para ese día. A ese grupo voy con suerte dos veces por año. El de varones de la iglesia … encima se suspende de mes en mes, jajajajajajaja. Soy cínico? Pues lo estoy siendo con ganas. Porque he hecho todo lo que ha estado a mi alcance para tener relaciones de confianza, he puesto mi esfuerzo en asistir a cursos y cursillos, he puesto mi dinero y mi tiempo en estos ministerios … y ahora resulta que estoy mas aislado que nunca antes. Y soldados solos son las primeras víctimas del enemigo. A quien puedo acudir? Mi respuesta automática es a Jesús … pero como buen adicto, siempre pienso que “mi pecado bloquea”. Qué más puedo hacer yo solo?

Otro de los versitos de la arriba mencionada canción es: “yo soy así, y así seguiré, nunca cambiaré”. Bonito mensaje no? sobre todo para los que quieren optar por una vida fuera de la homosexualidad. Aquí quiero decir algo que nadie me quiere entender: la sanidad interior del homosexual implica santidad, no implica necesariamente volverse ‘heterosexual’. Uno puede ser un buen marido y padre, y seguir luchando con las tendencias homosexuales, como lo han demostrado cientos de ex-homosexuales que tienen un matrimonio feliz y una familia estable. Pero veamos los casos exitosos: todos han contado con una comunidad alrededor que los ha nutrido y cuidado en el desarrollo de su vida cristiana. No se ha tratado de llaneros solitarios.

Yo creo que tenemos que cambiar además la óptica y el mensaje. No es cuestión de ofrecer cambio luego de terapias o cursos. Lo que debería ofrecerse es una vida en relación con Jesús, y un caminar en santidad junto con la iglesia. Pero claro, como la iglesia hace como que no vé … no hay mas ciego que el que no quiere ver …

“to blame or not to blame, that’s the question” …

En fin, estoy harto. Estoy en peligro, y no sé ya cómo salir.

Ah, y por cierto, yo se a Quien si le importa lo que yo haga y diga 😉

Isaías 49.14-15 Pero Sión dijo: «El Señor me ha abandonado;
el Señor se ha olvidado de mí.»
«¿Puede una madre olvidar a su niño de pecho, y dejar de amar al hijo que ha dado a luz?
Aun cuando ella lo olvidara, ¡yo no te olvidaré!

~ por refreshingfromheaven en agosto 22, 2007.

Una respuesta to “A quien le importa lo que yo haga?”

  1. gracias señor mi DIOS porque nunca se olvido de mi en los momentos mas difíciles de mi vida,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: