Soledad

Luego de pasar un buen tiempo en compañia de mi madre, y al retornar a la vida “normal” me doy cuenta de algunas realidades que a veces las paso por alto. Hoy, me doy cuenta de que estoy solo. Y me doy cuenta de que no cuento con nadie. Ayer, luego de despedir a mamá, vine a la oficina, estuve interneteando, y luego me faltaron las ganas de volver a casa. Ya no había nadie, la visita ya se había ido. Y por supuesto, los cristianos brillan por su ausencia en estos momentos. Absolutamente NADIE me llamó para preguntar si estaba bien, o si necesitaba algo. Pues esperar ‘eso’ de los cristianos se está volviendo una pérdida de tiempo. Yo mismo me encierro en mi caparazón, y listo, hago como si no  hubiera nada y nada hiciera daño.

Evidentemente, ALTO, el hambre, la soledad, el enojo y el cansancio son por definición los desencadenantes de un ciclo adictivo. Como consecuencia, estoy cansado (física y emocionalmente) de la situación, o de todas las situaciones, de las luchas, de los altibajos, del stress del vivir tan lejos de los míos. Estoy enojado por las mismas razones, estoy muy enojado conmigo mismo, y por ende con todo el mundo a mi alrededor. Estoy enojado con la gente de mi iglesia porque no dan pie con bola … y sigo solo, solo, solo. La soledad también te hace ver las cosas con la óptica “nadie me ve”  y claro esto es peligroso para alguien con adicciones de cualquier tipo (sexuales o químicas o emocionales). Me decia mi madre, pero cásate con la fulanita o la menganita … como si de eso se tratara todo. Mi esposa va a tener que saber de antemano mis luchas y entrar conmigo a la batalla!

A ratos pienso que me hace falta mi antiguo consejero, pero el problema es que le perdí la confianza, y me di cuenta de que no servimos al mismo Señor, ya que él sirve a Joseph Ratzinger y yo sirvo a Jesucristo … Y comencé a desconfiar cuando él comenzó a utilizar el lenguaje “políticamente correcto” … que tenemos que aprender de los gays … yéndose en contra de sus propias definiciones … y luego siguió por justificar el marianismo y la dilución del mensaje de la Cruz. Obvio que este tipo de influencias no son bienvenidas en mi mente y corazón. Y rendir cuentas? a quien?

Hoy estaba pensando que es pues en estos caso que la gente fracasa en sus luchas. No hay llaneros solitarios. En el film Gladiator hay una escena donde están los gladiadores en la arena, y los que se quedan solos son los primeros en morir, pero aquellos que hacen frente común finalmente vencen a los que aparentemente son superiores por sus armas y carros.

Se me ha ocurrido poner un trailer que encontré en Youtube sobre Gladiador. Pues siempre va bien con lo de las luchas no?

~ por refreshingfromheaven en agosto 8, 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: