Cautivos libertos que vuelven a Egipto (sobre los ex-ex-gay)

Estos días estoy pensando mucho en lo contradictorio que significa que al mismo tiempo que Exodus está llevando a cabo su Conferencia Anual, dando una palabra de esperanza a quienes luchan con tendencias homosexuales no deseadas, haya un grupo de gente que promueva al mismo tiempo y en la misma ciudad una conferencia de los sobrevivientes de ex-gay.

Es como la siguiente historia: Resulta que un grupo de esclavos, gente que había nacido esclava, hijos, nietos y bisnietos de esclavos, y que jamás habían vivido en libertad, recibieron de manera inesperada, en un momento inesperado, la libertad, para unos ansiada, para otros, algo totalmente desconocido y que causaba temor. Epa, el problema llegó poco después cuando los esclavos no sabían cómo vivir en el mundo libre. Nunca se les había dicho cómo hacerlo. Tenían que trabajar por su cuenta, ganarse el pan, conseguir vivienda. Nada fácil. Entoces, algunos, tal vez la mayoría de ellos, decidieron nomás volver donde el antiguo dueño y someterse a la esclavitud voluntariamente. Al menos en la casa del patrón tenían asegurado un techo, algo de comer, y vestido. No tenían que preocuparse por el resto. Estaban acostumbrados a obedecer y a la humillación regular del esclavo, finalmente, nada había cambiado ni en sus vidas ni en su condición.

En algún momento, mientras recogían agua para la casa patronal, estos esclavos se encontraron con sus antiguos compañeros, los que habían permanecido en libertad. Entonces les contaron lo bien que se estaba en la casa del patrón: había mucho trabajo, la comida de siempre, pero segura, un techo para cubrirlos y la ropa de siempre. Obviamente, no mencionaron ni los azotes, ni las humillaciones. Cuando vieron a sus antiguos compañeros en la ciudad, que seguían tratando de encontrar sus caminos y hacer sus nuevas vidas como libertos, les sugirierion que una buena opción era la de volver a la casa del patrón. Muchos rechazaron tal propuesta, pero algunos, ya cansados de buscarse la vida, y sin fuerzas para seguir en esa libertad desértica, fueron con ellos de regreso donde el amo, riéndose de los tontos que prefirieron quedarse afuera en la dura vida del liberto.

Sin embargo, algunos de los libertos, trabajando duro, consiguieron un lugar donde vivir, camas en qué dormir, y establecieron negocios prósperos. No fue de la noche a la mañana, sino que fue un proceso de aprendizaje. Cometieron muchos errores, y aprendieron de ellos. Poco a poco, estos libertos también se encontraban con algunos de sus antiguos compañeros deambulando por las calles, y movidos por compasión, recordando de dónde habían salido, los alojaban y les mostraban una manera diferente de vivir. Unos se quedaban y otros se iban.

Exodo 16.3 y les decían los hijos de Israel: Ojalá hubiéramos muerto por mano de Jehová en la tierra de Egipto, cuando nos sentábamos a las ollas de carne, cuando comíamos pan hasta saciarnos; pues nos habéis sacado a este desierto para matar de hambre a toda esta multitud.

Exodo 17. 3 Así que el pueblo tuvo allí sed, y murmuró contra Moisés, y dijo: ¿Por qué nos hiciste subir de Egipto para matarnos de sed a nosotros, a nuestros hijos y a nuestros ganados?

Los israelitas de antaño, “en sus corazones se volvieron a Egipto” (Hech. 7:39). A lo largo de toda su historia fueron advertidos en contra de Egipto, lo que evidencia que en ningún momento estuvieron libres de su ruinosa influencia. Cristo vino a la tierra a librar a los seres humanos de toda clase de esclavitud, y con ese fin se colocó hasta lo sumo en la posición del ser humano. Había, por lo tanto, un profundo significado en la ida de Jesús a Egipto, a fin de que pudiese cumplirse lo que dijo el Señor mediante el profeta: “De Egipto llamé a mi Hijo” (Mat. 2:15; Ose. 11:1). Puesto que Cristo fue llamado a salir de Egipto, todos los que son de Cristo, es decir, todos los descendientes de Abraham, han de ser igualmente llamados a salir de Egipto.

~ por refreshingfromheaven en junio 28, 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: