Estrés ex-gay

Sigamos con las luchas cotidianas. Ahora quiero hablar de lo que pasa en la cabeza, de lo que me pasa en la cabeza. Creo que como el Apóstol Pablo, me encuentro en una encrucijada de pensamientos. Por un lado la autoridad de la Biblia (que no cuestiono), y por otro los pensamientos y deseos que solo yo y Dios sabemos. En el verano y la primavera, uno tiene la tendencia a desear estar con alguien, y sobre todo de poder relacionarse íntima y sexualmente con otra persona. Estos deseos, casualmente, son menores durante el invierno …

En mi caso, ese deseo es de estar con alguien de mi mismo sexo. Al mismo tiempo, mi deseo mayor es de complacer a mi amado Jesús. Y muchas veces lamento que en lugar de buscar su presencia y consuelo, me deje llevar por imágenes, ilusiones e ideas sobre cómo lograr compatibilizar mi fe con todo esto. Obviamente, la única forma de hacerlo, es seguir luchando. Hace unos años un amigo mío, cristiano, me decía que la mejor manera de limpiar la mente es meditando en la Palabra de Dios! pues es Su Palabra la cual reemplaza aquellos deseos, sentimientos e ideas desordenados en cada uno de nosotros.  No dice acaso Josué 1.8 “Nunca se apartará de tu boca este libro de la Ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a lo que en él está escrito, entonces harás prosperar tu camino y todo te saldrá bien!” Esta verdad eterna permanece.

Cuánto, sin embargo, cuesta meditar de día y de noche en la dulce Palabra de Dios! Es mucho más simple dejarse llevar por una serie de fantasías, las cuales son simples mentiras! No es acaso el pacto con la muerte el creer mentiras (Is 28.15)?

En el blog de Isla Flotante, post del 26/06/2007 el autor habla de su relación con Dios. Muy  interesante, principalmente la gran verdad que dice sobre el que los cristianos somos muy dados a aparentar, y tanto aparentamos que inclusive lo hacemos en nuestra relación con Dios. Tiene razón. Se ve conflictuado por mucha gente que lo llama a “salir del closet” y volverse más activo en su mensaje del ‘cristianismo gay’. Tal vez pueda ser de ayuda a mucha gente en su situación y en su caminar. Sin embargo, su hermenéutica bíblica pro-gay sigue sin terminar de satisfacerme. Para justificar las relaciones gay, le da demasiadas vueltas “ilustradas” a la Escritura … me deja con sabor a poco, hay poca verdad y mucha mentira detrás de ese razonamiento lógico: parece un pacto con la muerte …

Quien dice Dios que soy yo? Buena pregunta no?

~ por refreshingfromheaven en junio 27, 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: