Argumentos ex-gay

Más de una vez he dicho que tengo la tendencia a sentirme solo en esta lucha. Y no es que lo esté, sino que muchos de mis compañeros de milicia simplemente se callan, o tal vez no están la blogósfera. Eso no quiere decir que no estén ahí o que no existan. Es interesante que en estos momentos, la discusión del subforo especiales de Ekklesía se ha enfriado un poco. Hay muy buenos argumentos de ambos bandos, aunque a ratos los evangélicos de derecha y conservadores se deslucen, sobre todo por falta de conocimiento y de buenos argumentos. Los ex-gays suenan más equilibrados y evangélcios que los ex-ex-gays.

Revisando el blog de Alejandro, veo que el citado blogger ha preparado todo un argumento para descontextualizar Levítico, usando la lógica como la siguiente, si A = B y B ~ C entonces, A = C. Aparentemente es bueno el intento de saltar de un lado al otro. Creo que en este punto vale la pena mencionar que no se puede comparar el usar lana o lino con temas de moralidad y del cuerpo mismo. La Biblia hay que leerla en su integridad, y no conforme a nuestros propios prejuicios o como nosotros quisiéramos que se lea. El que el cuerpo sea el templo del Espíritu Santo es un elemento esencial en la sexualidad, ya que cualquier otro pecado se comente fuera del cuerpo, no así las relaciones sexuales.

Los argumentos de este señor son, como mencioné anteriormente con referencia a otro de sus escritos, bastante flojos. Son lógicos, pero les falta globalidad. El autor claramente dice que están

defendiendo es una relación afectiva y sexual entre dos personas del mismo (sexo) que se comprometen a vida (de por vida). Es decir, no estamos en ninguno modo tratando de defender la promiscuidad homosexual, ni el adulterio , ni las relaciones no consensuales (pedofilia, prostitución, zoofilia).

Sin embargo, por muchas vueltas que le den al asunto, no hay evidencia alguna de que la Biblia pueda aprobar una relación sexual entre dos personas del mismo sexo, inclusive si esta se enmarca en un compromiso de por vida. Jesús habló del matrimonio entre un hombre y una mujer, y en toda la narrativa bíblica, inclusive las figuras que se utilizan -ejemplo: para describir a la relación entre Cristo y la iglesia- siempre se menciona al varón y a la mujer, como el diseño original de Dios.

Es interesante resaltar lo siguiente: Cristo nos acepta tal y comos somos, y nos recibe en el estado en el que llegamos a la vida cristiana, pero esto no quiere decir que no vayamos a ser transformados y cambiados. Ese es el mensaje completo: Dios te acepta tal como eres, y el resto de tu vida te transforma hasta alcanzar la talla y la plenitud de Cristo. Es importante decirlo: los “cristianos gay” no quieren cambiar, ni ser transformados por el poder de Dios, ni dejar a un lado su sexualidad. Es como entregar el 90% a Cristo, y retener el 10% para ellos. Otro evangelio …

~ por refreshingfromheaven en mayo 29, 2007.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: