Frustraciones sobre “ex-gay”

Mierda!

Es lo primero que me viene a la cabeza como expresión! Y ruego a los lectores me disculpen la grosería. El internet está plagado de gente que sale con que: yo no cambié pese a la terapia reparativa o la consejería ex-gay, por lo tanto soy gay. En particular hoy fui confrontado al sito de un tal Marc, el cual había sido hijo de un pastor bautista y resultó marica. En común tenemos que yo no recuerdo haber sufrido violencia sexual como raíz de mi orientación sexual, ni la ausencia de un hogar. Evidentemente el individuo no habla con detalles sobres si su hogar era o no disfuncional. Si no me equivoco, todos los hogares luego de la caída de Adán y Eva son disfuncionales. Pero en fin, el individuo cuenta cómo hizo sesiones de terapia reparativa, y que finalmente tuvo que aceptarse como es: gay.

Otro sitio que he visto hoy es el del nómada ex-gay, igual que el anterior de gente que no cambió, o que no se volvió heterosexual practicante. Y vuelvo a decir: mierda, mierda y mierda. Porque justamente la lucha que yo tengo es ésa. NO me malentienda el lector, este tipo de sitios y testimonios me desalientan. Pareciera que los casos de gente que salió realmente de la homosexualidad son tan pero tan raros, que me pregunto si valdrá la pena el seguir con esto … Obviamente, nada es fácil en la vida cristiana. Sobre todo escuchar o leer a los cristianitos que te vienen con las respuestas fáciles y automáticas, sacadas de la verborrea evangélica latinoamericana. Estos me desalientan aún más! Pero me vuelvo de nuevo a la Palabra, y he reemplazado en la siguiente escritura “casa de Israel” con “quienes luchan con la homosexualidad”:

Palabra de Yahwé que vino a Jeremías, diciendo: Levántate y vete a casa del alfarero, y allí te haré oír mis palabras. Y descendí a casa del alfarero, y he aquí que él trabajaba sobre la rueda. Y la vasija de barro que él hacía se echó a perder en su mano; y volvió y la hizo otra vasija, según le pareció mejor hacerla. Entonces vino a mí palabra de Yahwé, diciendo: ¿No podré yo hacer de vosotros como este alfarero, oh todos quienes luchan con la homosexualidad? dice Jehová. He aquí que como el barro en la mano del alfarero, así son ustedes en mi mano, oh quienes luchan contra la homosexualidad. (Jer 18:1-6)

Igual, me desalienta cuando leo tanta gente frustrada en su anhelo de libertad de la homosexualidad, cuando veo mis luchas y todavía mis prisiones y adicciones … y hay tan pero tan pocos ex-gays que se atreven a contar sus historias. Yo conozco personalmente a varios,  y sus biografías son noticia “trillada” en el internet. Habría que pedirles a los otros ex-gay que salgan del anonimato. Porque el anonimato les permite, como a mi, el ser de vez en cuando demasiado flexible (o indulgente) con la carne, sobre todo cuando el ciclo adictivo está ya avanzado.

Exhorto a los ex-gays a salir de sus closets!

Otra cosa que me frustra terriblemente es que la corriente actual de pensamiento te dice que tienes que ser políticamente correcto, es decir, no puedes hablar sobre este tema a no ser que le des una total aceptación a los gays y sus demandas políticas, y obviamente consideres al movimiento ex-gay como extrema derecha cristiana y toda la parafernalia de que se les hace violencia a los gays tratando de hacerles cambiar.

Pero ahora resulta que yo me quedo sin voz. Ahora no hay quien diga ni “mu” por quienes como yo, luchamos contra la atracción no deseada por personas de nuestro mismo sexo. Porque quien diga algo por mis derechos será aplastado en cualquier lugar del mundo por los activistas pro-gay! Es que no tengo derecho a poner mi fe y mi esfuerzo, juntos y en práctica para salir de la homosexualidad? estoy condenado a vivir un estilo de vida que conozco, que he experimentado y que no me gusta? Es ésto la libertad de la democracia actual? Y si soy una minoría? Por suerte no vivo en USA, pero igual las iglesias hispanohablantes están tan contaminadas con la porquería de la derecha cristiana de USA que a ratos hasta yo les doy la razón a los activistas pro-gay. Es que las cosas no se hacen de esa forma tan destructiva. Cuando participo de foros evangélicos (los foros católicos son increíblemente paganos y humanistas), me dan ganas de agarrar a sopapos a los cristianos que creen que todo lo saben, que te juzgan por tu lucha (pese a que estás luchando!), y que te cargan de culpa, porque si no eres 100% libre de esto, es tu culpa y tu falta de fe. Mierda!

Mas bien que puedo volverme siempre a la Escritura 😉 Esta mañana cuando llegué a la iglesia el coro cantaba algo así como “pese a mis faltas, me aceptas como soy” (burda traducción). Y ésa es la clave. Dios me acepta, no por mis méritos, pero por los méritos de Jesús, el Mesías, el Hijo de Dios. Y El me acepta tal como soy, en el lugar donde me encuentro y con la luchas y dudas que me acosan. Lo que me queda claro es que no necesito cambiar mi orientación sexual para ser aceptado por Dios, pero eso no implica que pueda dar rienda suelta a cualquiera de mis deseos sexuales!

~ por refreshingfromheaven en febrero 4, 2007.

9 comentarios to “Frustraciones sobre “ex-gay””

  1. ¡Al fin alguien que habla abiertamente! Ha sido casualidad, la más extaña y sorprendente casualidad que haya dado con este blog solo por que sí. En realidad solo me dedicaba a utilizar el buscador Google para averiguar cuantas personas utilizan el tema “Chaotic Soul” en el wordpress, en un intento de encontrar el tema que menos utiliza la gente, como último grito para poder ser un poco único y original dentro de este mundo virtual donde la originalidad se basa solo en lo que miles de mentes socialmente reprimidas creen que pueden expresar; y de repente “hic unum sicut deii, sciente bonum et malum”, pues mil veces me ha dado la impresión de que pudiera estar pasandome a mí lo mismo que te ocurre a ti, hablándote “de tu” si me lo permites, y haciendo uso del frio anonimato del Internet.
    He leído varios de tus Posts y la verdad es que éste ha sido el que más me ha impactado (por no decir en parte espantado), pues hay mucha verdad en él, a pesar de que no poco falta por ser dicho en tu Blog.
    Cambiar; la palabra cambiar, el cambio, la alusión al sentimiento que esperas sea transitorio y termine con tu sufrimiento, la espera de una catársis salvadora… el cambio debe venir de ti mismo, no esperes que nadie te ayude allí donde ni siquiera tú mismo puedes ayudarte. Yo a veces me pregunto si tiene algun sentido intentar cambiar lo que de por sí és y está, lo que me ha sido dado sin ofrecerme oportunidad de escoger.
    Ex-gay, ex-homosexual, ex-llámalo-como-quieras pero plantéate: ¿Te ayuda en algo intentar cambiar lo que eres? ¿Ayuda en algo negar la verdad más obvia de todas? Yo, sinceramente, comprendo lo que te ocurre, y ese sentimiento de vacío de estar luchando con todas tus fuerzas contra lo que no te gusta, contra lo que te angustia, y la sensación de ver como el mundo no te da la satisfacción que necesitas. La lucha por dejar de ser algo y pasar a ser ex-algo te convierte a cada paso en algo ex-humano, pues no hay un “ex-“, no hay un “FUÍ”, solo existe el “soy” y el “seré”, el “yo valgo” y el “me acepto”.
    En tu búsqueda de lo que eres te has perdido en el camino, pues es largo, y serpentea como lo hizo el diablo al entrar en el Edén para tentar a los padres primogénitos. ¡Encuéntrate! ¡Búscate a ti mismo y acepta lo que eres! Ser cristiano, católico o evangelista, ser judio, ser musulmán, hindú o sintoista no debe ser un obstáculo para sentirte al fin completo, para sentirte tú.
    Si estás perdido, vuelve a las Escrituras. Un libro tan antiguo y valioso no puede albergar mentira, sólo alberga aquello que necesitas ver, y verás, que nada en él niega lo que eres. Déja de ser tu propio verdugo, conviértete en héroe, vuélvete al fin ex-víctima de tu propio castigo.
    Tu eres lo que eres. Dios ya te ha aceptado, ¿cuándo lo harás tú?

  2. Hola Yukale, obviamente estamos en dos lugares filosóficos distintos. Gracias en todo caso por tus opiniones tan positivas sobre el contenido del blog y la empatía demostrada. Al final, no me queda claro si eres cristiano o no (por tu blog, pareciera que buscas espiritualidades alternativas), si te consideras gay o no, etc. Totalmente de acuerdo que hay mucho más por decir y mucha tinta que gastar en este asunto. Me llamó la atención cómo llegaste a éste blog, porque como he dicho en muchos de mis posts, no lo he comenzado para llegar a la gente, sino mas bien para tener mi propia plataforma de expresión, para expresar también lo que los cristianos que luchamos con atracciones no deseadas por el mismo sexo pasamos, para expresar una realidad, que probablemente a muchos no les interesa ver.

    Para tu información, yo he vivido activamente la vida gay por muchos años. Justamente ahora quiero ser ex-víctima de una mentira: la de creer que mi orientación sexual determina mi identidad. Probablemente por mis posts tu no puedes saber en qué punto del camino serpenteante y angosto me hallo … pero te agradezco que hayas dejado tu respuesta ambigua en cuanto a tus consejos. En todo caso, mi búsqueda no está fijada en “mi” (homo encorvato in sei), -si mi latín no es bueno- sino más bien en el Jesús de la Cruz. Y es a partir de ésa Cruz que acepto lo que El ha aceptado y amado desde el principio.

    En todo caso si implícitamente sugieres que “me acepte como gay” entonces caes en la categoría de las respuestas automáticas, esta vez ya no de los cristianos, sino más bien de los grupos liberales pro-gay, o de los “iluminados” por un conocimiento secular.

    Mateo 16. 24-26 Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará.Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? ¿O qué recompensa dará el hombre por su alma?

    Saludos y bendiciones!

  3. De nuevo otra vez me dejo caer por aquí, pues debo admitir que tu blog me ha creado un gran impacto (positivo en gran parte), y me doy cuenta de que como siempre, he sido en demasía ambiguo, pues tal y como una vez uno de mis profesores de filosofía me dijo en clase, “la definición mata al ser, dejándo de ser SER y transformándolo en cúmulo de palabras definitorias”, y desde entonces rehuyo toda definición posible sobre mí.
    Si que es cierto, tengo que admitir, que al leer tus posts no tengo tan claro en que punto de tu cambio, de tu transición, te encuentras. No es asunto mio sino tuyo decidirlo. Pero déjame que te diga una cosa; no hay nada, absolutamente nada en el Antiguo Testamento o en los Evangelios que contradiga lo que eres, que lo desprecie o te obligue a tí a despreciarlo. La Iglesia ha hecho su propia selección de textos para su Sancta Vulgata Latina, y ese es el motivo por el que existen textos apócrifos. Cada rama del cristianismo selecciona aquellos textos que más se acercan a ellas, selecciónan incluso las traducciones que mas les convienen. Créeme, pues he estudiado esto durante años. No des crédito a todo lo que leas, pónlo en cuestión también, pues además de ayudarte a seguir el camino te hará madurar más de lo que piensas.
    Fuerte impacto, si señor, me causa tu blog y el leer tus palabras, y ese es el motivo por el que me voy a sincerar contigo mucho mas de lo que normalmente hago. En este caso me defino, sin miedo a lo que ello conlleva y haciendo uso del debido anonimato; me defino como una persona que se encuentra en algún punto de tu mismo camino, que intenta encontrar otro motivo que le haga proseguir con el cambio, pues si bien éste ya comenzó en mí tiempo atrás, ahora se halla estancado. Homosexual no soy, no he tenido la suerte de sentirme con una sexualidad tan fácilmente definida como para poder sentirme completamente insertado en ninguno de los dos grupos sexualmente “categóricos”, homosexualidad y heterosexualidad, ya que mi caso se halla ni mas ni menos que en el centro de ambos. Es justo ahí donde me encuentro más perdido, pues durante mucho tiempo pensé que cuando se tiene una sexualidad completamente definida, ésta debería ser aceptada, pero en mi caso existía el caso de la elección. Durante años, y siendo honesto no puedo decir que hayan sido muchos pues todavía soy bastante joven, he reprimido una de las dos caras de lo que “deseo” (pues no se trata más que deseo, carnal y pecaminoso), intentando llevar una vida mas normal, si se puede dotar de ese adjetivo a tal vida.
    La odisea, ciertamente, comienza cuando me fuí de españa, a vivir por el mundo, a aprender de lo que no se puede aprender en mi propio país, y es ahí donde aprendí también que a veces puedo no ser tan fuerte en cuanto a mis tentaciones como creo que lo soy.
    Cristiano pero calvinista, eso soy, no desprecio ninguna otra rama del cristianismo, pues al fin y al cabo todas conducen al mismo fin. Aunque si es cierto que ninguna otra religión puede entregarme la paz que prosigo, ¿acaso está tan mal intentar ampliar el modo de pensar dirigiendo la mirada hacia otros mundos? No adoro a vacas sagradas ni a señores con severo sobrepeso portando un turbante, solo hay un Dios, y no és ninguno de esos dos, pero tampoco es el ojo dentro del triángulo flotando sobre las nubes. Dios es dios, no lo busques en el mundo, pues sólamente una parte de él se hizo materia para nosotros, nos trajo su mensaje, y en su cuerpo y sangre encontraremos un camino. En mi blog, obviamente, he añadido links sobre shintoismo, no como alternativa a nada de lo que creo, sino como complemento a ello. No adoro a la diosa Ateruiasha porque cada día se alza en el cielo e ilumina el mundo, pero sí miro al sol y pienso que es un regalo de aquél que lo creó. No adoro a los Kami del río o del arrozal, pero cuando paséo junto al río agradezco a aquel o aquello que me lo entregó, y cuando como mi arroz le devuelvo el sentimiento de satisfacción de un estómago lleno. No tomes las religiones orientales como religiones, pues tienen más de filosofía que de otra cosa. Muchas religiones dan nombres distintos a sus dioses, incluso a sus semi-dioses, tienen ritos distintos, pero no dejamos de ser todos lo mismo, humanos, y un mismo dios nos une a todos; un mismo juicio nos espera a todos.

    1 Korinthier 6.2-3 : “2 Oder wißt ihr nicht, daß die Heiligen die Welt richten werden? Wenn aber durch euch die Welt gerichtet wird, seid ihr dann untauglich für Entscheidungen in ganz belanglosen Dingen? 3 Wißt ihr nicht, daß wir über Engel richten werden? Und über alltägliche Dinge etwa nicht?”

  4. Hola Yukale, otra vez gracias por tus comentarios tan positivos sobre el blog. El único que sabe quien o qué soy, es Quien me hizo 😉 y prefiero creerle a El que a cualquier otra filosofía o ilustración humana. En realidad, la corriente del mundo moderno, del siglo XXI te dice que si tienes tendencias homosexuales, o atracciones por el mismo sexo, te aceptes o “te asumas” y listo el pavo. Pero no es tan sencillo. Yo estuve ahí, me acepté, me asumí, salí del closet, tuve mi pareja, y conocí todo lo bueno (si: se trata de personas, con sentimientos y necesidades de afecto iguales -o tal vez mayores- a las de cualquier otra persona) y lo malo de la vida gay …

    Cuando Dios comenzó a sacarme de ésto, puso también en mi corazón que iba a ser una jornada, no un evento “milagroso” ni automático. El milagro iba a ser, y así lo espero, que Jesucristo sea formado en mi. Ahora bien, esto implica que parte del proceso en el que me encuentro es seguir en la lucha, seguir adelante, pese a que las corrientes de multitudes vayan contra.

    Parte del proceso ha sido ir revisando, con ayuda de un ministerio que se llama Living Waters, y principalmente la guía del Espíritu Santo, muchas experiencias de mi pasado y que me han llevado a finalmente buscar la satisfacción de mis necesidades legítimas de amor … de manera ilegítima. Si bien vengo de un hogar “normal y promedio” tenía sus disfuncionalidades, y yo he interiorizado una gran cantidad de experiencias y mensajes de forma que han acabado por hacerme sentir atraído al mismo sexo. Mi papi era un hombre muy fino, trabajólico, abusado físicamente por su madre, que perdió a su padre de niño, y que no supo relacionarse conmigo durante mi niñez o adolescencia, y menos modelarme. Por otra parte, mi mami siempre fue bastante posesiva, no supo respetar mis fronteras, trabajólica también. Ambos hermosas y amadas personas … pero el niño interior guardó heridas. Heridas porque no fue todo perfecto. Y al crecer, me costó tanto “ser parte” de mi grupo etáreo. Finalmente, desarrollé una baja autoestima, una necesidad loca de afecto y aceptación, y un orgullo demasiado fuerte para aceptar que necesitaba de otros.

    Con respecto a la cuestión de sexualidad, antes del proceso de “asumirme” y entrar en la vorágine de la vida gay, siempre tuve parejas del otro sexo, e inclusive sé lo que es sentirse atraído sexualmente por una mujer! Pero fueron las heridas en mi alma las que prevalecieron y las mentiras que interioricé a lo largo de mi vida como si fueran verdades.

    En fin, también para mi, qué coincidencia, el venir a Europa fue el detonante de varias cosas, el conocer la vida gay, y también de conocer el amor de Dios de una manera que no conocí antes ni siquiera en medio del “avivamiento” en el país de origen. En todo caso, teológicamente, creo que tengo las cosas claras 😉 Estoy en este camino hace unos años … no te diré cuántos, pues éso es lo que menos importa. El hoy “en Cristo” es el que cuenta realmente. Como buen calvinista, creo en la gracia incondicional, en la misericordia que se renueva cada día y en que el amor de Dios no depende de cuánto yo me esfuerce por conseguirlo.

    Jesaja 28:15 (Luther Bibel 1545)
    Denn ihr sprecht: Wir haben mit dem Tod einen Bund und mit der Hölle einen Vertag gemacht; wenn eine Flut dahergeht, wird sie uns nicht treffen; denn wir haben die Lüge zu unsrer Zuflucht und Heuchelei zu unserm Schirm gemacht.

    Oraré por ti, hermano! para que Dios te muestre qué es verdad y qué es mentira … y otra vez gracias por tus aportes!

  5. Desde el más profundo y absoluto respeto hacia ti, y desde mi parcial desconocimiento del proceso que quisiste en un principio empezar, quiero decirte que al quererse a uno mismo da igual lo que te guste o te deje de gustar. No importa si tu color preferido es el marrón, si eres o no cristiano o si eres o no gay. Lo importante es que debes aceptarte, quererte y mimarte porque ninguna religión hará eso por ti.
    Y Una idea que quiero transmitirte es: Si dios te ama tanto ¿No preferiría que tú te quisieras también tanto como él lo hace y que no te hicieras tanto daño pensando que ser gay es pecado?

    UN abrazo. Y no he intentado imponer nada, sólo quiero que sepas lo que pienso…

    • Hola Carmen, gracias por tomarte el tiempo de escribir en el blog. Te ruego que puedas leer mas atrás y los archivos … el blog existe desde Febrero del 2007, osea mas de 3 años. Evidentemente, tu comentario bienintencionado se fundamenta en una ideología diferente a la fe cristiana. Te agradezco que te hayas tomado el tiempo de escribir, es verdad que debemos amarnos a nosotros mismos, como amamos a otras personas y sobre todo a Dios. El acto sexual homosexual no es amor hacia mi mismo, aunque proporcione un sentimiento pasajero; no es amor hacia otros, pues en la lujuria, solo me intresa tomar del otro, no darme a mi mismo, y no es amor a Dios, pues deshonrro el cuerpo que El me ha dado, y el género con el que he nacido.

      Te ubicas? la sanidad verdadera viene de aceptar verdades, no mentiras. Lo que tu propones es que acepte la identidad gay, que es una mentira o media verdad (varias veces he explicado esto en el blog); y rechace mi verdadero yo, el que está siendo formado en la imagen de Jesús, mi Rey.

      El cristianismo nunca ha enseñado que todos nuestros sentimientos y deseos sean buenos; por el contrario. Tampoco ha enseñado que todos nuestros deseos y sentires deban ser satisfechos; por el contrario siempre ha sido una fe de “morir a si mismo” … el pensamiento secular de hoy es todo lo contrario: si se siente bien y no hace daño a nadie, entonces hazlo! Eso, Carmen, no es cristianismo sino mas bien una expresión de humanismo.

      Saludos y bendiciones

  6. Gracias por contestar :). Veo que tenemos en algunos puntos no pensamos igual, pero eso es diversidad y está muy bien.
    Y de veras, muchas gracias por contestarme tan extensamente y con tanto respeto.

    Carmen. Espero que te vaya bien

  7. te felicito REFRESHING (sepa cual es tu name… jeje) me ha gustado bastante como has defendido tu postura, no con ambiguedades como otras respuestas que he leído, sino directo y conciso…. gracias por que sin querer estas trabajando en la vida de otras personas que como yo hemos y estamos pasando por situaciones similares a la tuya…. que Dios te bendiga sobreabundantemente….!!!

  8. Hola mi nombre es martin tengo 23 años vivo en la cd de cancun. Qroo Mexico, y renuncie al homosexualismo hace un año y meses, he tenido una LUCHA INTERIOR tremenda y creo en Jesucristo y que el hara su obra en mi, aunque quisiera mirar atras solo seria para ver cuanto he avanzado 15 min de placer no me dejaran nada comparado al amor de DIos. aveces me siento solo por que mucha gente me tilda de loco o de que no vale la pena mi esfuerzo, aunque no lo tomo en cuenta me afecta, yo tengo puestos los ojos en Jesus el autor y consumador de la fe, y creo que murio por toda la humanidad, sin embargo mis deseos carnales en ocasiones me hacen sentir mal por que pienso que aveces me induce a pecar con la vista, se que Dios tiene el control y leyendo blogs muchas peersonas juzgan ala persona homosexual, pensando que no cambia hasta la misma gente de tu iglesia, ami me gusta cantar y antes bailaba , ya no, ahora canto en la iglesia evangelica ala que asisto con los jovenes y me siento libre, sin embargo muchos dicen que eso es para satisfacer la carne que no es de una persona espiritual, y mitos como ese, estoy rodeado en un ambiente de religiosidad y temo que me llegue a hartar y tirar la toalla, sin embargo estoy plenamente seguro que no quiero el estilo de vida homosexual para mi, sigo creciendo y me estoy estancando tengo tantos planes y proyectos, pero no tengo apoyo, soy una persona muy emprendedora pero tambien tiendo a deprimirme, se que estoy mal. pero no puedo contar con el apoyo de mi familia, ya que estamos sanando muchas heridas que aun hay en el hogar, me siento mal por que yo soy l mayor de dos hermanos, y mis hermanos no quieren saber nada de Dios , mi mama tiene 52 años y se siente enferma y yo no se como mas apoyarla, el diablo cree tener el control de nuestras vidas, pero el esta bajo mis pies en el nombre de Jesus, creo fielmente que yo y mi casa serviremos al Señor, no es facil pero para lo que el hombre es imposible para Dios no lo es, grcias por leer realmente podria escribir un libro pero tengo que ir acasa de mi mama, para ayudarle con unas cosas, tengo ganas de ir al mar pero ya lo he hecho quedarme horas platicando con la naturaleza pensando que sera de mi, que puedo hacer para ayudar atanta gente que lucha con esto y que en ocasiones nadie esta ahi para ellos , tenia muchos amigos gays que ahora me rechazan pero asi esto, tantos travestis en prostitucion sin una oportunidad, pero asi esto, tantos enfermos de VIH pero asi es el pecado, he entendido que el virus no solo es para las personas homosexuales que hay de anto heterosexual fornicando, no respeta genero, Creo en Dios y se que mi pasado ya fue, mi presente esta aqui y ahora y mi futuro solo Dios y yo que lo construire lo sabemos. Bendiciones grandes por este blogg y gracias por leer. Es la primera vez que escribo pero tiene razon el escritor hay tntas personas en esta lucha que no compratimos nuestros testimonios y podrian ayudar. saludos grandes =) Martin

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: